Es fácil olvidar que nuestro alfabeto derivado del latino proviene de alfabetos tempranos que utilizaban objetos físicos para representar sus letras. El dibujante Jason Novak nos recuerda los orígenes egipcios, fenicios y sumerios de nuestro alfabeto moderno, con las letras incorporadas en ingeniosos comics

La Q era originalmente una tachuela

La R era originalmente el perfil de un hombre con barba

La S era originalmente un arco de cazador

La T era originalmente la firma de una persona laica

La U, V, W, Y eran originalmente lanzas

Pueden ver el alfabeto completo en el siguiente enlace
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este