Con 7 años de edad, Devon Carrow-Sperduti sufre de alergias potencialmente mortales por lo que debe pasar la mayor parte de su vida en el hogar aislado. Un simple día en la escuela puede matarlo, por lo que en lugar de ir envía un robot especial VGO que está conectado con su computadora en casa. La cara del chico aparece a través de la webcam en el robot y el niño puede ver la clase, maestros y compañeros de clase a través de la cámara frontal del robot. El robot tiene su propio escritorio en el aula y puede ser voluntario para contestar a las preguntas del profesor con una luz intermitente, en lugar de que Devon levante su mano.

La madre de Devon, René dijo que el robot es la solución ideal para la enfermedad debilitante de su hijo. Ella dijo: “Devon sufre tantas alergias que pueden ser fatales para él, muchos de ellas están en el aire, y no podemos arriesgar su vida al permitirle mezclarse con otros niños. Si mi hijo mayor, Dylan, de vez en cuando trae amigos a la casa, tienen que ducharse y limpiarse el lugar donde estuvieron como si hubieran estado expuestos a radiación.”

Los compañeros de clase de Devon en la escuela son agradables con él, hablan a través de su robot durante las clases e incluso caminan por los pasillos con él. Y sus compañeros de clases hicieron tarjetas de “recupérate pronto” para él después de una casi fatal reacción alérgica, por lo que fue hospitalizado varias veces.

Puedes enviar comentarios con buenos deseos y palabras de aliento a Devon en su página de Facebook.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este