Tomar el primer bocado de una sandía, abrir un huevo, flotar en el mar en un día soleado. Estos son momentos breves y aparentemente intrascendentes, que inmediatamente se pierden en nuestra memoria a medida transcurren, no alteran la vida de una forma particularmente notable, pero en conjunto forman parte de los momentos placenteros de nuestra vida.

El cineasta Vitùc reconoció la importancia de estos pequeños momentos y recogió varios de ellos en su nuevo cortometraje titulado “The Pleasure Of” (El placer de):
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este