El Cubo de Rubik fue inventado en 1974 por el profesor húngaro de arquitectura Erno Rubik. Él se encontraba un día jugando y conectó varios cuadrados juntos con una banda elástica, en este sistema original, después de varios giros, la banda de goma se rompió. Luego se interesó en el problema estructural de cómo podría mover los bloques de forma independiente, un número arbitrario de vueltas, sin que el cubo se cayera a pedazos.

Eventual logró resolver el problema estructural con éxito y poco tiempo después de su invención en 1975 solicitó y obtuvo la patente húngara HU170062, donde su “cubo mágico” se comercializó por primera vez.
El rompecabezas fue autorizado por Rubik para ser vendidos por Ideal Toy Corporation, en 1980. Debido a que Rubik no había cumplido con los requisitos para poder presentar una patente internacional en el lapso de tiempo necesario, permitió que cualquier persona fabricara y vendiera estos “cubos mágicos” fuera de Hungría. Para ayudar a solucionar este problema de alguna manera, Ideal Toy Corporation cambió el nombre a la más memorable y comerciable “Cubo de Rubik”, en lugar de quedarse con el nombre genérico “Cubo Mágico”.

Finalmente le fue concedida las patentes para el Cubo de Rubik en una variedad de países, como los Estados Unidos en 1983.
Dato Curioso: El cubo de Rubik fue inventado también de forma independiente por el ingeniero autodidacta, Terutoshi Ishigi, en Japón en 1976. Su cubo era casi exactamente igual al cubo de Rubik por dentro y por fuera, aunque él no sabía nada de eso, inventando su cubo casi al mismo tiempo que Rubik, sin embargo, Rubik es reconocido como el inventor original, dado que Ishigi no recibió su patente (en Japón) hasta un año después de Rubik en Hungría.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este