Los científicos han desarrollado un nuevo método para formar la imagen real del componente básico de la vida, el ADN, con un microscopio electrónico y una cama de clavos.

El ADN no es exactamente esa doble hélice torcida, perfectamente emparejada y etiquetada por colores, por supuesto, esa representación tiene licencia artística. Watson y Crick determinaron la estructura del ADN basado en una combinación de conjeturas sofisticada y principalmente por la cristalografía de rayos x, que sigue siendo un marco viable y eficaz, para visualizar las cadenas del ADN.

Lo que hace que la imagen de abajo sea sorprendente (aunque mucho menos vistosa que el ADN visto en los libros escolares), es que no es una representación, es una imagen real y directa del ADN, capturada a través de un microscopio electrónico.

La imagen muestra un solo hilo de ADN suspendida sobre una cama de pilares de silicio nanoscópicos. Fue creada por Enzo di Fabrizio y un equipo de la Universidad italiana de Génova, que desarrolló una nueva técnica (“un avance experimental”, lo llaman) para tal fin.

Y aquí está una vista aún más cerca de la misma cadena.

El equipo acaba de publicar los detalles de esta técnica en el diario Nanoletters, y el nuevo sistema representa un importante paso adelante para nanobiología y todos los campos relacionados con ella, dando a los científicos una nueva manera de entender el ADN, particularmente cuando se trata de su estructuras. La técnica ayudará a los investigadores a entender con mayor precisión cómo las proteínas, el ARN y otras biomoléculas interactúan con el ADN.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este