Así que piensas que tienes lo que se necesita para cruzar el umbral de la edad adulta o que eres un devoto seguidor de tu religión? ¿Qué tan lejos está dispuesto a ir para probarlo? Estos fervientes seguidores están dispuestos a ir a los extremos sangrientos y dolorosos para afirmar su fe o lugar en la sociedad.
1. Colgar de la piel en el Festival de la Danza del Sol

A veces pensamos que los nativos americanos como seres gentiles y amantes de la paz, sin embargo, el festival de la danza del sol practicada por algunas tribus podría ser bastante sangrienta. Los hombres se ensartan pinchos a través de su piel, lo que representa el árbol de la vida. El verdadero dolor y sangre viene con el hecho de que poco a poco se inclinan hacia atrás hasta que los pinchos se desgarran. El ritual fue prohibido en los EE.UU. en 1904, pero es legal en la actualidad.

2. Rito de iniciación con la hormiga bala

¿Crees que tienes lo que se necesita para ser un hombre? Trata de hacer lo que los hombres jóvenes de la tribu Sateré-Mawe de Brasil hacen. Los jóvenes deben colocar sus manos dentro de guantes que tienen hormigas bala cosidos en los dedos. El dolor que se siente de esta hormiga es similar a un disparo (de ahí el nombre) y los hombres no deben mostrar signos de agonía durante 20 minutos, mientras que otros miembros de la tribu cantan y bailan a su alrededor. Si eso no fuera suficiente, se debe repetir este ritual 20 veces más.

3. Festival Hindú de Piercings Thaipusam

En la parte sur de la India, los hindúes en Tamil Nadu celebran su devoción por el nacimiento del Señor Murugan y el asesinato de Soorapadman, un espíritu vengativo, con una lanza. Lo hacen con piercings dolorosos en todo el cuerpo, incluyendo la lengua. Con el tiempo, los rituales se han vuelto más dramáticos, coloridos y sangrientos, con grandes lanzas y ganchos a través del pecho y la cara, algunos devotos incluso tiran de carros con cuerdas atadas a sus espaldas ensangrentadas.

4. Apuñalamiento en la lengua Matasu

Este ritual sangriento de Papua, Nueva Guinea gira en torno a librar al hombre Matsu de sus “influencias femeninas” para que puedan convertirse en hombres. Lo hacen mediante el deslizamiento de bastones de madera en la garganta y juncos en sus narices para provocar el vómito. A continuación, sus lenguas son repetidamente apuñaladas.

5. Crucifixión filipina

¿No crees que los católicos romanos tengan festivales sangrientos? Echa un vistazo a estos filipinos, que recrean la crucifixión dolorosa de Jesucristo cada Viernes Santo, clavándose a la cruz… Los hombres y las mujeres han soportado tanto este ritual sangriento, que también son acompañados por decenas de hombres descalzos que se azotan, haciendo que las calles se llenen de sangre, literalmente.

6. Ritual budista de la auto-momificación

Este es quizás el ritual más lento, más doloroso y grotesco de todos ellos, convertirte en una momia. El proceso se conoce como Sokushinbutsu. Durante un período de tres años, los monjes lentamente se mueren de hambre, comiendo nada más que nueces y semillas para eliminar la grasa del cuerpo. Luego, comen madera y beben té venenoso por otros tres años, hasta que quedan apenas vivos. Por último son enterrados en una tumba con una pequeña campana adjunta, que periódicamente sonará hasta que, por supuesto, finalmente mueren.

El dolor y la sangre no son exclusivos de ninguna religión o cultura, de hecho, casi todos tienen algún tipo de sacrificio, adicionalmente, la circuncisión genital femenina, la mutilación de hombres son, por desgracia, otra terrible sub-sección del dolor y abuso que hemos optado por evitar.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este