En los últimos años el incremento en el número de animales que nacen con defectos genéticos se ha casi triplicado. Los científicos afirman que las deformidades podrían ser causadas por varios factores, como la endogamia, los parásitos y la contaminación que penetra en la piel.
Un gatito llamado Cy nació con un defecto llamado holoprosencefalia. Animales nacidos con holoprosencefalia nacen con un ojo y el cerebro de un embrión. La pequeña Cy, adorable a pesar de su deformidad, lamentablemente vivió menos de veinticuatro horas después de su nacimiento.

Un lechón propiedad de Llu Shuping, un criador de cerdos en el noroeste de China, tiene una cabeza, dos bocas, dos narices y tres ojos. En China, el pequeño cerdo es una celebridad televisiva.
Un león blanco es algo raro de ver. Este león en particular, conocido como Ghost, vive en la Reserva de Caza Savanna, en Sudáfrica. Los leones blancos son tan raros que cuando se descubren, tienen que ser puesto en custodia, para protegerlos de los cazadores furtivos.
Una tortuga de dos cabezas vista en un acuario de Pennsylvania.
Una mutación genética ha dejado este pequeño gatito nacido en Wisconsin, con dos caras completas. A pesar de su deformidad es un gatito cariñoso que ronronea constantemente con felicidad.
Sólo uno de cada un millón de gatos nacen con dos cabezas, sin embargo, la deformidad parece ser bastante común entre las serpientes, tortugas y salamandras. También ha habido un aumento en los animales domésticos de granja que nacen, ya sea con miembros extra o dos cabezas. Los expertos creen que podría estar vinculada a los pesticidas utilizados en los cultivos. Los científicos no pueden vincular positivamente la causa de estas deformidades, pero el aumento de las mutaciones genéticas en los animales es bastante sorprendente.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este