Éstos son algunos de los puentes más peligrosos del mundo que están destinados sólo para caminar. Se trata de los llamados puentes colgantes de cuerda, puede ser encontrado una gran variedad de estos puentes en países como India, Malasia, Filipinas, Nueva Zelanda, Pakistán, Nepal, así como en los interiores de algunos otros países.
Un puente puede llegar a ser peligroso por una gran variedad de razones, ya sea porque es muy viejo, estrecho, demasiado alto, por encontrarse sobre un río rápido, o porque algunos peldaños del “piso” de madera se han caído. Para complicar aún más las cosas, muchos de estos puentes peligrosos tienen que ser utilizados muchas veces como la vía principal o incluso la única manera para que los habitantes locales de un pueblo pequeño puedan alcanzar una mayor ciudad.
Echemos un vistazo a algunos de los puentes colgantes de cuerdas más peligrosos del mundo

Hussaini – Lago Borit, Pakistán

Puente de cuerda Carrick-a-Rede, Irlanda del Norte

Aiguille du Midi en la montaña Mont Blanc, Francia

Puente Colgante Loboc, Filipinas

El puente del Parque Nacional Taman Negara, Malasia – Ese es el puente colgante más largo del mundo.

Puente Colgante de Ghasa en Nepal

Puente Colgante Siju, India

Algún puente colgante en la India

Puente Colgante en Thenmala, India

Algún puente en Filipinas

Parque natural Repovesi Valkeala, Finlandia

Puentes Colgantes del Arenal, Costa Rica
Una caminata de tres kilómetros por el bosque lluvioso de Costa Rica hay seis puentes colgantes, el más grande con poco menos de 100 metros de largo y 45 metros sobre el suelo.

Puente Colgante de Drake Bay, Costa Rica

Puente colgante en Bohol, Filipinas

Kambadaga, un pueblo cerca de Pita

Puente Colgante en Trift Glacier, Suiza

Puente Colgante en el Parque Nacional Kakum

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este