Entre 1914 y 1918, millones de posters se imprimieron y se mostraron en todos los países. La campaña estadounidense fue la más grande, por ejemplo, para el primer Liberty Bond, dos millones de carteles fueron impresos, para el segundo Liberty Bond, se imprimieron cinco millones, para el tercero, nueve millones, y para el cuarto, diez millones de posters.
(Un Liberty Bond era un bono o titulo de deuda pública vendida en los Estados Unidos para apoyar la causa aliada en la Primera Guerra Mundial. Subscribirse a los bonos se convirtió en un símbolo del deber patriótico en los Estados Unidos e introdujo la idea de los valores financieros a muchos ciudadanos por primera vez)

Se estima que entre 2.000 y 3.000 diseños de carteles fueron producidos solamente en los EE.UU. para los organismos gubernamentales y civiles. La propaganda ha sido identificada por muchos como el principal objetivo de estos carteles. Un autor divide los propósitos en las siguientes categorías: reclutamiento, financiamiento, alentar los esfuerzos industriales, aumentar el apoyo a las políticas, instar a la conservación de los recursos, informar al público de las necesidades alimentarias y dirigir las emociones como el coraje, el orgullo y el odio.

Hay más de 1600 posters de la Primera Guerra Mundial en la Colección Elisabeth Bola, en Ball State University (Indiana), pueden ser vistos por segmentos en alta resolución, accediendo al siguiente enlace
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este