En los primeros días del programa espacial de los EE.UU. los astronautas tuvieron que lidiar con polvos liofilizados (secados por congelación) y cubos pequeños de alimentos, así como líquidos parecidos a gel, envasados en tubos de aluminio.
No había mucho sabor u opción tampoco, pero al final, cuando el embalaje mejoró, el repertorio de la comida liofilizada se expandió, llegando a incluir cóctel de camarones, pudín de caramelo de mantequilla y puré de manzana.
Cuando la NASA comenzó su programa de Apolo en la década de 1960, el agua caliente estaba disponible en las misiones y los hambrientos astronautas fueron capaces de rehidratar los alimentos más fácilmente y comer en un recipiente de plástico que se podía abrir y comer directamente desde el.

Las bolsas de comida llegaron en la década de 1970 y los astronautas afortunados tenían un menú de 72 diferentes alimentos.
La comida en el espacio ha recorrido un largo camino, hay mucho que considerar cuando se alimenta a alguien que vive en la gravedad cero.
Cómo son elegidos los alimentos?
La NASA tiene que considerar una serie de alimentos que deben abastecer a la persona el 100% de su requerimiento diario de vitaminas y minerales.
Los miembros del equipo necesitan la misma cantidad de calorías en el espacio como lo harían en la Tierra y la mayoría de sus necesidades de nutrientes son también en su mayoría los mismos, con la excepción de las cantidades necesarias para el hierro, la vitamina D y el sodio.
Los astronautas tienen menos células rojas en la sangre mientras están en el espacio y el hierro de los alimentos entra a esas células. Si tuvieran alimentos ricos en hierro, tendrían problemas de salud, por lo que los alimentos con cantidades mínimas de hierro son los elegidos.
El Sodio y la Vitamina D afectan al hueso. El exceso de sal puede conducir a la pérdida de hueso, adicionalmente, los astronautas carecen de vitamina D mientras están en el espacio, ya que obtenemos dicha vitamina cuando nuestra piel está expuesta a la luz solar natural, por lo tanto, requieren de suplementos de vitamina D mientras están en sus viajes.
Teniendo esto en mente, los alimentos son seleccionados para ir al espacio después de someterse a:
Estudios de Almacenamiento.
Análisis nutricional.
La evaluación sensorial (no puede ser demasiado oloroso).
Evaluaciones de embalaje.
Tienen los astronautas algo que decir?
Sí lo hacen, de hecho, el astronauta canadiense Chris Hadfield hizo un llamado a sus compatriotas para sugerencias de alimentos canadiense a tomar a bordo en su próxima misión, seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional desde diciembre hasta junio de 2013.
Los astronautas se les permite traer una selección de los llamados “alimentos bonus” más allá del menú regular, siempre que tenga una larga vida útil y sean apropiados para los viajes espaciales.
De los cientos de sugerencias, Hadfield y sus compañeros de tripulación, eligieron una docena de alimentos, incluyendo carne seca con arándanos del norte de Saskatchewan, trozos secos de manzana y galletas con ralladura de naranja de Quebec, chocolate de B.C, y naturalmente, el jarabe de arce, dijo Hadfield.
Los miembros del equipo también se les permite elegir sus menús, la planificación de su desayuno, almuerzo y cena, así como aperitivos. Se puede optar por un ciclo, por ejemplo, un menú de siete días de duración y luego repetir.
Qué tipo de alimentos han estado disponibles en las misiones de la NASA?
Cereales, huevos revueltos, macarrones con queso, crema de champiñones, pollo y arroz, carne en salsa de champiñones, atún y salmón, berenjenas y tomates, jamón, barras de granola, galletas y frutos secos, panecillos y tortillas de harina, perfecto como pan porque no tienden a dejar migas.
Las bebidas tales como café, té, zumo de naranja, limonada a menudo se proporcionan, así como frutas frescas, que tiene que ser consumido dentro de los primeros días de una misión o se estropean.
Qué forma toma la comida?
Los productos rehidratables (alimentos y bebidas) se les han extraído el agua de ellos y durante la misión, el agua generada por las pilas de combustible se le añade justo antes de que ser comidos. El cereal se empaqueta con leche en polvo sin grasa y azúcar y el agua se añade simplemente a la mezcla y voila, el desayuno está listo.
Comida termoestabilizadas son procesadas con calor para destruir los microorganismos y enzimas dañinas. Porciones de frutas y peces son colocadas en latas y uno sólo tiene que quitar la tapa. Otros alimentos, como por ejemplo guisos, están en bolsas que deben ser calentadas. Carne irradiada también viene en bolsas y sólo necesita ser calentada para ser comido.
Los condimentos vienen en esas bolsas ubicuas comercialmente disponibles, salsa de ají picante, mayonesa, mostaza y ketchup.
Las bebidas vienen en forma de polvo en el interior de un paquete de papel de aluminio laminado y se le añade agua. La pimienta y sal líquida vienen en frascos con cuentagotas de polietileno.
La pimienta es suspendida en aceite mientras que la sal se disuelve en agua. Los alimentos también pueden ser frescos. Tortillas, pan, frutas y verduras (manzanas, plátanos, naranjas, apio y zanahorias) son almacenados en un armario especial.
Habrá algún cambio en la alimentación en el espacio?
La NASA tiene un programa para desarrollar formas de cultivo de alimentos frescos en el espacio.
Dicha división es llamada “Advance Food System” y ya ha recogido 10 cultivos vegetales para futuras misiones: coles, zanahorias, lechugas, tomates, cebollas verdes, espinacas, rábanos, pimientos, fresas y hierbas frescas. Estos 10 fueron escogidos debido a que proporcionan nutrición suficiente y variedad.
La esperanza es que los astronautas puedan construir laboratorios hidropónicos para cultivar un jardín, que también podría incluir patatas, arroz, maní, frijoles secos y trigo.
Esto podría estar todavía muy lejos ya que el nuevo programa de alimento está destinado a una misión de 18 meses en Marte.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este