Un adicto a la heroína llegó a un hospital a causa de unos fuertes dolores en el cuello. Cuando los médicos vieron la radiografía del cuello se sorprendieron. Había un montón de agujas rotas.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este