David Playpenz perdió un dedo y parte de la mano después de un accidente de moto, pero en lugar de simplemente tirar el dedo amputado, lo llevó a su casa, lo cocinó, lo comió e incluso mantiene los huesos como recuerdo.

Los cirujanos le dijeron a Playpenz que tuvieron que amputarle un dedo luego de volverse negro después de un accidente de motocicleta. El hombre de Colchester, Essex le preguntó a los médicos si podía llevar el dedo a casa con él después del procedimiento y no tuvieron objeciones. David dice que siempre había tenido curiosidad por el canibalismo y sobre cuál sería el sabor de la carne humana, pero el hecho de que comer la carne de otra persona es ilegal, nunca había podido satisfacer su curiosidad, hasta ese momento, en que tenía su propio dedo para probar y cuando finalmente se le ocurrió que nadie sería capaz de arrastrarlo a los tribunales por el consumo de su propia carne, decidió comerlo y mantener los huesos como recuerdo.

Pero la curiosidad no fue la única razón que convenció a Playpenz seguir adelante con su plan bizarro. “Sé que suena loco, pero no era sólo la curiosidad. Ese dedo fue una gran parte de mí, demasiado importante como para perderlo, así que decidí que si comía la carne y mantenía los huesos, entonces yo no estaría perdiendo esa parte de mí”.

Después de dos días de recuperación, David fue a la cocina y cocinó el dedo. Para asegurarse de no dañar los huesos, optó por hervir el dedo, en lugar de freírlo o asarlo, además de que no lo sazonó con sal o salsa porque quería saborear el sabor real de la carne. Después de decirles a sus amigos acerca de su comida inusual, Dave admite que recibió reacciones mixtas. Una pareja dijo que pensaba que era asqueroso, mientras que un amigo vegetariano aprobó el experimento porque tenía su propio permiso para hacerlo, mientras que los animales nunca dan el consentimiento para ser comidos. Playpenz aseguró a todos que comer su dedo no le ha convertido en un caníbal de la talla de Hannibal Lecter, fue una experiencia única en la vida que nunca piensa en repetir. Él mantiene los huesos en una caja, como un recuerdo.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este