Con 24 años de edad, Michelle Kobke de Berlín tomo medidas drásticas para acercarse a su ideal de belleza, esta chica durante más de tres años, siempre ha usado un corsé apretado para obtener una cintura delgada.

Al parecer ella durante toda su vida no ha estado contenta con su figura. Y la idea de ser una chica con una cintura de avispa, no le dio paz. Como resultado, Kobke decidió exponerse a este tormento constante, para hacerle frente a su complejo.
Comenta, “Definitivamente no quería hacer una dieta, porque sabía que no me iba ayudar a conseguir el resultado deseado”. Su madre insistía en que debía estar orgullosa de su cintura de 64 centímetros, pero se miraba en el espejo y gritaba.
Al final Michelle decidió usar un corsé estrecho durante unos años. La chica está tan acostumbrada a esta parte de su guardarropa diario que incluso lo usa para dormir.
Durante tres años la cintura Kobke bajó de 64 pulgadas a 40. Pero su ideal es ganarle la gloria a Cathie Jung (es la mujer registrada en el Libro Guinness de los Récords como la cintura más delgada del mundo con una altura 165 cm y una cintura de 38.1 centímetros).
“Creo que tengo una figura perfecta” – dijo el Kobke. “Me siento más confiada y he aprendido a amar mi cuerpo. Tengo la meta de romper el record Cathie Jung. Créanme, escucharán más acerca de mí.”
Michelle Kobke a apareció en las portadas de periódicos de todo el mundo, los médicos se han mostrado preocupados, este método puede causar problemas graves a la salud. Los médicos recomiendan a todas las mujeres que se abstengan de este método de pérdida de peso. Los especialistas dicen que utilizar constantemente un corsé puede conducir a enfermedades graves, como problemas del corazón.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este