No es todos los días que una persona tiene un balde de agua vertida sobre su cabeza, pero cuando sucede, por lo general es una experiencia inesperada. Esta serie de fotos, titulada Splash, documenta las reacciones graciosas de personas y animales que tuvieron ese momento de sorpresa. El proyecto cómico es una colaboración entre los fotógrafos David Wile y April Maciborka, con sede en Toronto.

En tan sólo un abrir y cerrar de ojos, los fotógrafos captan las expresiones en fracciones de segundo, reacciones de adultos, niños, e incluso un canguro, a medida que corrientes de agua son derramadas desde arriba. A pesar de que se plantean dentro de un ambiente de estudio y conscientes de su destino mojado, la divertida expresión de cada individuo y el lenguaje corporal incómodo sin duda nos divertirá.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este