Que es peor que afeitarse en una mañana apresurada y con somnolencia? Cortarnos y derramar sangre! Si tu papá te enseñó a tapar las cortadas con trozos de papel higiénico, tienes que saber que hay remedios caseros mejores y más rápidos para el tratamiento de heridas, para que puedas salir en minutos por la puerta como si nada hubiese pasado.
Éstas son cinco maneras sorprendentes para detener el sangrado por una cortada al afeitarnos:

1. Desodorante
La mayoría de los antitranspirantes contienen cloruro de aluminio que pueden (además de la controlar las glándulas sudoríparas) constreñir los vasos sanguíneos y formar coágulos de sangre rápidamente.
2. Protector labial
Untar un poco de bálsamo labial o vaselina funciona como sellante, además de evitar que los cortes más grandes formen costras antiestéticas.
3. Cubos de hielo
Al igual que en las piscinas y tu “paquete”, el frío contrae los vasos sanguíneos, lo que permite que un coágulo se forme rápidamente.
4. Enjuague bucal
El alcohol en soluciones como Listerine actúa como astringente, lo que detiene el flujo de sangre al hacer que los tejidos se contraigan.
5. Gotas para los ojos
Lo calmantes para los ojos rojos funcionan de manera similar en las cortadas: frenan el sangrado mediante la constricción de los vasos sanguíneos.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este