El siguiente es un artista abstracto, el cual no podemos imaginar cómo aprendió esta técnica en la escuela de arte.
El artista argentino Leandro Granato ha conquistado una nueva forma de expresión artística: con el fin de crear sus obras maestras, aspira la pintura a través de la nariz y luego llora sobre el lienzo. La pintura que aspira provoca lágrimas llenas de pintura y debido a una “conexión inusual entre la nariz y los ojos” salen chorros de colores a través de sus globos oculares que extrañamente tienen un largo alcance y crean ríos de colores sobre el lienzo.

Veamos a continuación este video en donde nos muestra su extraña técnica, pero por favor, no lo intenten en casa.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este