Bueno, antes de iniciar este post quiero decir que me encanta la comida, me encanta la carne y particularmente me encanta la carne de cerdo, en un mundo ideal, todos compraríamos la carne a aquel hombre en nuestro pueblo, cuya familia ha cuidado amorosamente sus animales por generaciones, quienes le dan a los animales la mejor vida posible, los alimentan con la mejor comida y les ofrecen kilómetros de espacio para vagar libremente antes de ser sacrificados humanitariamente y ceremoniosamente por el patriarca de la familia. Desafortunadamente, la mayoría de nosotros no vivimos en ese mundo, y si bien hay un fuerte argumento para una discusión seria sobre si es realmente necesario comer o no tanta carne como nosotros, eso es una discusión para otro día.

La realidad es que la sociedad en que vivimos ansía la carne, a una escala masiva. Cuando existe demanda existirá una oferta, y averiguar cómo cubrir esa demanda es algo que todos los amantes de la carne deberíamos estar interesado, así que hagamos una visita al matadero Danish Crown en Horsens, Dinamarca, promocionado como “el matadero más moderno en el mundo”.

Danish Crown es el mayor exportador mundial de carne de cerdo, suministran carne de cerdo a clientes de todo el mundo, el 90% de la carne de cerdo sacrificada en Dinamarca es exportada, siendo el Reino Unido su mercado más grande. El matadero fue completado en 2004 y sacrifican aproximadamente 100.000 cerdos por semana, por lo que es uno de los más grandes del mundo. 1.420 personas trabajan allí y recibe alrededor de 150 visitantes por día. El matadero ha sido diseñado con la transparencia en mente, una galería de observación sigue cada paso de la producción, desde que os cerdos llegan, a la propia masacre, a la carnicería y al embalaje.

La primera parte del proceso es llamada la línea de masacre “negra” y está en marcado contraste con los minimalistas corredores tipo oficina que rodean la zona de la matanza. Empiezan en el espacio donde llegan los cerdos, los corrales pueden abarcar hasta 3.800 cerdos quienes esperaran durante 1-2 horas antes de ser sacrificados.

Otro factor que llama la atención es que logran que los cerdos estén tranquilos, la habitación ha sido diseñada para calmar a los cerdos antes de que entren en el matadero, si los cerdos están estresados cuando los matan, la calidad de la carne no va a ser tan buena. A partir de ahí, los cerdos son conducidos suavemente en pequeños grupos por una serie de paredes móviles a una cámara de gas, donde son dejados inconscientes por gas C02. Un minuto más tarde, caen fuera de la cámara sobre una cinta transportadora desde donde son colgados por las patas antes de ser clavados en la arteria carótida y ser desangrados.

Los cerdos continúan en su viaje a lo largo de una línea larga, colgado por las patas, desaparecen en un gabinete donde una sierra automática corta su cuerpo por la mitad. A continuación, una serie de trabajadores eliminan los distintos órganos de cada lado del cuerpo, no hace falta decir que hay una gran cantidad de sangre. Como mencioné anteriormente, es importante entender cómo se mata un animal, pero yo no podría hacer esto para vivir.

Desde la línea de masacre “negra”, los cerdos están colgados durante 16 horas en una sala refrigerada, antes de pasar a la siguiente línea de carnicería a mano y luego empaquetado, antes de ser cargados en camiones y ser enviados a lugares lejanos.

En cada paso del proceso, las diferentes partes del cerdo se estampan, escanean y se registran, por lo que cada pieza de carne en el supermercado puede ser rastreada de vuelta a la granja de la cual proviene y el tiempo en que fue sacrificado.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este