Esta bola de pelos es en realidad el conejo de Angora, de donde se extrae la suave y sedosa lana de angora.
El conejo de Angora es uno de los tipos de conejos domésticos más antiguos de la historia, que se cree que se originó en Turquía. La historia se remonta a principios del siglo 18, cuando algunos marineros llegaron a un puerto turco entonces llamado Angora y quedaron sorprendidos por los chales utilizados por las mujeres, los cuales eran notables por su belleza, finura y sedosidad, así que antes de que los marineros dejaran el puerto, consiguieron algunos de los conejos de Angora para llevarnos de vuelta a Francia.

La demanda francesa por los conejos de Angora fue registrada por primera vez en la Enciclopedia de 1765. En cualquier caso, fue el francés que vio por primera vez las posibilidades comerciales de la lana de Angora y comenzó a fabricar este tipo de lana en hilo. Aparte de su uso comercial, los conejos se convirtieron en mascotas populares de la realeza francesa y se extendió a otras partes de Europa a finales del siglo.

Hay cinco razas de conejos de angora, dependiendo de la raza, los conejos pueden pesar entre 2 y 5 kilos. Vienen en una variedad de colores, a menudo con puntos de color específicos sobre las orejas, hocico y las patas. La raza inglesa se utiliza comúnmente como animales domésticos debido a su linda apariencia peluda y esponjosa. Esta es la raza que se representa aquí en estas imágenes.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este