Se llama Verrückt, que en alemán significa “insano”, y tratar de descender este tobogán de agua de manera segura sería completamente insano.
El Verrückt se convertirá en el tobogán de agua más alto y más rápido en el mundo cuando se abra oficialmente este verano (gran apertura es 23 de mayo 2014). Situado en el parque acuático Schlitterbahn en Kansas City, el tobogán tiene 17 pisos de altura, es decir, 52 metros de altura, mientras que la altura de las Cataratas del Niágara es de 51 metros.

Las personas en busca de emociones tendrán que subir 264 escalones para llegar a la cima, sin embargo, la bajada será mucho más rápido ya que se espera que la gente alcancen velocidades superiores a los 105 km/h.
El actual poseedor del título del tobogán más alto del mundo pertenece a un tobogán de agua de Brasil llamado “Insano”.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este