Este pequeño perrito de raza pug es completamente ciego y ni siquiera tienen ojos, pero quieres saber lo que tiene? Una de las personalidades más grandes y con más encanto que hayamos visto nunca. Su nombre es Xander y es un perro de servicio que trae sonrisas a dondequiera que vaya.
Xander, es un pug (también conocidos como carlino) de 2 años de edad, el cual fue dejado en un refugio de animales en Oregon en el 2013, pero sólo tomó unos días antes de que alguien lo adoptara.

Un hombre llamado Rodney Beedy lo llevó a casa una vez que se dio cuenta de su maravillosa y absolutamente encantadora personalidad.
Sabía que este perrito cariñoso seria un fantástico perro de terapia.
Rodney y su esposa, después de adoptar Xander, le consiguieron el certificado oficial como perro de terapia. Aquí puede verlo confortarse con su nueva mamá en el hospital.
Xander se centra en ser el apoyo para las víctimas de violencia conyugal e infantil.
Le encanta vestir un buen traje.
Pero lo más importante, es que sabe cómo hacer que los necesitados se sientan mejor.
Xander se dirige inmediatamente a cualquier persona que la escuche llorar.
Instintivamente quiere ayudar.
Xander puede manejar una multitud de niños con gracia.
Él también es capaz de desenvolverse muy bien sin ser capaz de ver.
Básicamente, Xander es uno de los mejores perros de terapia de la historia.
Nada lo detiene.
Él está listo para manejar cualquier cosa y consolar a todos.
Xander trabaja extensamente con Klamath Chapter Hands & Words Are Not for Hurting, así como Klamath Lake Cares. Es natural para casi cualquier perro ser amoroso, pero Xander está en otro nivel de ternura.
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este