Hay pocos fotógrafos que eligen verse como una especie de criatura monstruosa cuando deciden tomarse un autorretrato, pero el fotógrafo sueco Samuel Pettersson decidió que prefería jugar el papel de un monstruo de dos cabezas en su serie titulada “The Animal”, y como era de esperarse, las fotos son encantadoramente extrañas para la vista.
Podremos ver a un monstruo de dos cabezas, o un hombre sin piernas, paseando por las calles en una escena espeluznante, trepando los árboles, las tuberías de desagüe, e incluso tomando una siesta en su propio regazo, definitivamente este fotógrafo tiene una imaginación retorcida.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este