Es un anomatronic a control remoto de un “bebe diabilico” que asusta a los desprevenidos transeúntes en Nueva York. Es una elaborada broma de cámara escondida que sirve de publicidad para la próxima película de terror “Devil’s Due”

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este