Gracias a la ingeniería moderna, podemos poner a prueba nuestros nervios de acero al disfrutar de la hermosa vista que nos ofrecen las plataformas de observación de alta tecnología posados precariamente sobre el borde de los precipicios, o en las cornisas de los, o en las partes superiores de torres de comunicaciones a cientos de metros de altura.
Aquí están las ocho plataformas de observación más aterradoras del mundo:
1. Step into the Void
El primer lugar se lo lleva “Step into the Void” (un paso en el vacío), una plataforma de observación que abrió a finales del 2013 en la terraza superior de la montaña Aiguille du Midi, a 3,856 metros de altura, en el corazón de los Alpes franceses, cerca de Chamonix.
Estar de pie en la cima de la torre rocosa escarpada de la Aiguille du Midi intimida lo suficiente por derecho propio, pero esta pasarela toma lo sublime al siguiente nivel, ya que te permite pasear por un cubo de cristal transparente de cinco lados que se extiende sobre el borde, sin nada debajo de tus pies que un piso de vidrio y casi 1.036 metros de aire alpino, todo el camino hasta los glaciares de abajo.

2. La Pasarela del Gran Cañón

Un paseo por el borde del Gran Cañón en una pasarela con piso de vidrio no es para los débiles de corazón. Es un largo, largo camino hasta el río Colorado desde allá arriba, si se cae, su primer rebote podría estar en cualquier lugar entre 152 a 244 metros por debajo. La pasarela aérea con forma de herradura permite a los visitantes pasear a unos 21 metros más allá del borde del cañón.

3. The Ledge, Skydeck Chicago

Una vista vertiginosa del centro de Chicago, del Lago Michigan y más de 80 kilómetros de paisaje de los alrededores se puede tener de los cuatro balcones o cubículos de cristal que sobresalen desde el piso 103 de la Torre Wills (anteriormente la Torre Sears) unos 412 metros por encima de las aceras . En un día claro se puede ver los cuatro estados (Illinois, Wisconsin, Michigan e Indiana), pero el mejor momento para ir es al atardecer, cuando las luces de la ciudad están empezando a brillar, como una gran constelación propagándose bajo sus pies. Si tienes el valor, puedes organizar desayunos y cenas privadas en mesas dispuestas sobre el piso de vidrio, o incluso celebrar una boda.

4. Paseo del acantilado Titlis

Anunciado como el puente colgante más alto y más temible de Europa, la pasarela estrecha (apenas 91 centímetros) en los Alpes suizos, se extiende por un abismo glacial a más de 457 metros de profundidad. El puente fue construido por una empresa de teleféricos suiza para conmemorar el 100 aniversario de la apertura del teleférico cercano Engelberg-Gerschnialp en 1913.

5. Plataforma suspendida a las Cataratas del Iguazú, Argentina y Brasil

Los torrentes estaban en el tope de la lista de las cosas que Rousseau ansiaba ver en su búsqueda de lo sublime y no hay nada más torrencial que las Cataratas del Iguazú, una serie de 270 rápidos agitados y cascadas estruendosas a lo largo del río Iguazú, en la frontera de Argentina y Brasil. Una pasarela suspendida sobre las aguas que caen a 250 metros de altura, estar allí debe dar una sensación vertiginosa.

6. Skywalk en Auckland

Tomar un paseo a lo largo de un sendero de casi 1,2 metros de ancho, no pareciera ofrecer mucho desafíos o emociones, después de todo, ¿cuándo fue la última vez que perdió el equilibrio y cayó al intentar caminar por el medio de una acera? Pero puesta esta misma acera a 193 metros por encima de las calles de Auckland, Nueva Zelanda, en lo alto de la plataforma de observación en la torre de telecomunicaciones Sky Tower, de repente su anchura va a parecer tan precaria como la barra de equilibrio de un gimnasta. Los visitantes son atados doblemente por seguridad y son obligados a utilizar monos para asegurarse de que nada se les salga de sus bolsillos y hiera a alguien abajo.

7. El Mirador Aurland

No todos los miradores aterradores tienen que ser con ángulos cuadrados, de vidrio y acero. Los Arquitectos noruegos Tommie Wilhelmsen y Todd Saunders diseñaron un mirador elegante y maravilloso utilizando maderas escandinavas clásicas y elegantes líneas curvas.

Ofrece vistas majestuosas del Aurland Fjord, Noruega, desde una altura de más de 610 metros. Al acercarse el final de la pasarela de madera, se precipita hacia abajo delante de usted como si fuera una montaña rusa mortal, todo lo que le impide sumergirse con ella es un panel de vidrio.
8. El Mirador aéreo de Dachstein

También conocida como la Escalera a la Nada, esta precaria posición a 2.743 metros de altura en los Alpes Austríacos, se inauguró en julio del 2013. Para llegar hay que tomar un teleférico, a continuación, sigues su camino a lo largo de un puente colgante estrecho y vertiginosamente expuesto que se extiende por un abismo de 396 metros de profundidad y finalmente desciende 14 escalones hacia un acantilado en la Hunerkogel a una plataforma de observación de cristal con vistas panorámicas de los Alpes que se extiende tan lejos como Eslovenia, y si te atreves a mirar directamente a cientos de metros, hasta el glaciar de Dachstein.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este