Esta antigua cantera de roca es conocida por los lugareños como la Laguna Azul. El agua es cristalina y desde la distancia, sorprendentemente azul. Pero no dejes que su apariencia te engañe, ya que debido a los desechos en el lago, el agua no es agradable en absoluto, de hecho, es tan tóxica como el cloro… a pesar de ser un lago toxico sigue siendo uno de los destinos turísticos más populares de la zona.
El agua contiene restos de automóviles, animales muertos, excrementos y basura.

El agua de la cantera tiene un pH de 11,3, un poco menos que el amoníaco con 11.5pH y el cloro con 12.6pH.

La parte más impactante? Las familias todavía insisten en nadar en ella.

Señales de alertas como ésta se fijan en todo el lago.

Incluso se puede ver la basura acumulada a simple vista, pero eso no impide que la gente entre a nadar.

Las familias acuden a este lago en Buxton, Derbyshire, Reino Unido, a nadar incluso con las advertencias.

Ellos creen que si no van más profundo que su cuello, van a estar bien.

Sin embargo, ellos están básicamente nadando en veneno.

El hermoso color del agua es causada por las rocas de piedra caliza de los alrededores, cuyos cristales de calcita se filtran en el agua, convirtiéndola en turquesa.

Los residentes incluso han apelado a un consejo local con una petición 760 firmas, llamando a la acción para impedir que la gente pueda visitar el sitio, sin embargo, el gobierno no puede interferir debido a que es propiedad privada.

Los locales incluso han tratado de drenar el sitio, pero no lo han logrado porque el agua es muy tóxica.

La gente incluso ha visto a madres tomar a sus hijos para llevarlos al agua, haciendo caso omiso de las numerosas señales colocadas en la zona, parece que tienen un deseo de muerte para ellos y sus seres queridos. ¿Quién iba a imaginarse que el sentido común sería una cosa tan difícil de tener?
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este