Orinar en la piscina puede ser peligroso para tu salud

Orinar en las piscinas es asqueroso, pero también puede ser peligroso para su salud. Ese es el mensaje de los científicos que han descubierto que los compuestos de la orina al mezclarlo con el cloro generan productos químicos que se han relacionado con efectos respiratorios en los nadadores.

“Si los nadadores evitasen orinar en las piscinas, entonces la calidad del aire y el agua probablemente mejoraría independiente de otros cambios en el tratamiento del agua o la circulación del aire”, los científicos de la Universidad Agrícola de China y la Universidad de Purdue, escribieron en la revista Environmental Science & Technology.

Los investigadores en los últimos años han estado tratando de determinar si respirar productos de desinfección aplicados en las piscinas en interiores, puede provocar asma u otros problemas respiratorios.

En una serie de experimentos de laboratorio, los científicos combinaron agua obtenida de piscinas en China con mezclas destinadas a imitar la composición química del sudor y la orina. El cloro, usado para desinfectar piscinas, reacciona con un número de sustancias químicas presentes en el sudor humano y la orina.

El ácido úrico, que se encuentra en la orina, representó entre el 24% al 68% (dependiendo de la temperatura, el pH del agua y el estado de cloro) del cloruro de cianógeno, un subproducto encontrado en las muestras de agua de la piscina. El cloruro de cianógeno puede afectar a múltiples órganos, incluyendo los pulmones, el corazón y el sistema nervioso central a través de la inhalación.

Esta es la primera vez que el ácido úrico se ha identificado como el principal precursor del cloruro de cianógeno en piscinas, anotaron los investigadores. Aproximadamente el 93% del ácido úrico en las piscinas proviene de la orina humana. El sudor también contribuye una pequeña cantidad.

El ácido úrico también representó aproximadamente el 3% al 4% de otro subproducto, tricloramina, en el agua de la piscina. Estudios previos han encontrado que la urea, otro compuesto de la orina, se convierte fácilmente en tricloroamina.

La exposición a la tricloramina en las piscinas se ha relacionado con la reducción pulmonar en nadadores adultos, picazón en los ojos, secreción nasal y pérdida de la voz en los salvavidas.

Las piscinas también pueden afectar a las vías respiratorias de los nadadores de competición. Las biopsias bronquiales de los nadadores mostraron cambios en las vías respiratorias, incluyendo la inflamación, similar a los observados en personas con asma leve, aunque los cambios no se asociaron con los síntomas del asma.

Algunos estudios han sugerido una relación entre el asma infantil y la natación en piscinas cubiertas, mientras que otros no han encontrado ninguna conexión.

El nadador promedio introduce el equivalente de hasta dos vasos de shot de orina en una piscina, cada vez que hace una inmersión, de acuerdo con investigaciones anteriores.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este