Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 01

Estas imágenes espeluznantes no son una escena de “Walking Dead”, fueron tomadas en realidad en uno de los mayores cementerios de automóviles en el mundo – El Cementerio de Carros de Chatillion, Bélgica.

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 02

Según la leyenda urbana estos autos fueron dejados atrás por los soldados estadounidenses después de la Segunda Guerra Mundial, que no pudieron enviarlos de vuelta a los EE.UU. por lo que decidieron ocultarlos en un bosque hasta que pudieran volver y recuperarlos. Los lugareños discrepan y dicen que es simplemente un viejo vertedero de coche de los vehículos fabricados después de la Segunda Guerra Mundial.

En un momento dado había cuatro cementerios de automóviles en Chatillon con nada menos que 500 vehículos antiguos. Desafortunadamente, la mayoría de los coches fueron robados o removidos por los lugareños y debido a cuestiones ambientales todos los cementerios fueron despejados en el 2010.

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 03

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 04

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 05

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 06

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 07

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 08

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 09

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 10

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 11

Este embotellamiento de carros quedó atrapado en un Bosque de Bélgica durante 70 años 12

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este