Los diez automóviles que posiblemente veras en Cuba 01Cuba es quizás el único país donde los coches clásicos americanos de la década de 1950 comparten carretera con los coches clásicos de Europa del Este diariamente. Es también el único país donde, si un moderno Geely cocha contra un Cadillac de 1950, la policía de tránsito llegará en un Lada de 1980. Una nación congelada en el tiempo en más de un sentido, sería un eufemismo decir que Cuba cuenta con una flota diversa de coches y camiones.

A menudo son los coches americanos de la década de 1950 que vemos u oímos hablar en las pocas noticias que tenemos acceso, pero la realidad sobre el terreno ha cambiado drásticamente en la última década. Hay un montón de empresas europeas y de América del Sur que hacen negocios en Cuba. Esas empresas se les permite traer sus propios coches y camiones, y también hay agencias de alquiler de vehículos donde turistas de casi todas partes del mundo pueden alquilar un coche moderno, un MG, Geely o incluso un Audi para viajar alrededor de la isla.

La realidad para los ciudadanos cubanos es muy diferente y pese a la reciente puesta en marcha de las ventas de automóviles nuevos (una broma trágica por parte del gobierno), la propiedad de automóviles sigue siendo un sueño incumplido para millones de cubanos.

Turistas de varias partes del mundo han tenido la oportunidad de documentar la mezcla fascinante de carros que llenan las calles de Cuba, mostrándonos una imagen de los coches que posiblemente podamos llegar a ver en Cuba.

 

Chevrolet Bel Air

Chevrolet Bel AirSe dice que Chevrolet es la marca estadounidense que más comúnmente se puede encontrar en Cuba, lo que significa que existe un montón de Bel Airs. Los modelos de segunda generación producidos entre 1955 y 1957 parecen existir en relativa abundancia, aunque al igual que otros coches americanos de la década de 1950, han tenido trasplantes de uno o dos motores en toda su vida útil. Sus generosas dimensiones en la bahía del motor lo hacen susceptibles de recibir casi cualquier motor, los motores diesel han encontrado su camino en muchos ejemplos.

¿Cómo llegaron a Cuba? Chevrolet fue una de las marcas americanas más populares en Cuba antes de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder.

¿Es fácil de ver uno? Lo es, pero los puristas de la marca podrían tener un ataque al corazón una vez que vean lo que hay debajo del capó.

Facilidad de adaptación de partes: Relativamente fácil… siempre y cuando el propietario no está excesivamente preocupado por la originalidad.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Cable y pegamento.

 

Moskvitch 2141

Moskvitch 2141El Moskvitch 2141 debutó en Rusia en 1986 y sustituyo una serie de coches que datan de la década de 1960. Equipados con motores que van desde 1.5 litros hasta 2.0 litros, siendo esta último un motor Renault para el modelo de lujo, el 2141 fue un fuerte vendedor en Rusia hasta mediados de 1990 cuando comenzó a perder mercado ante importaciones más económicas como el Daewoo Espero. El 2141 tenía propensión a oxidarse, situación por la cual es difícil encontrar este vehículo en buen estado en su país de origen.

¿Cómo llegaron a Cuba? El 2141 empezó a llegar al país a finales de 1980, cuando la URSS seguía siendo uno de los mayores socios comerciales de Cuba. Descendientes del 2141 siguieron en producción a través de la década del 2000, por lo que este modelo ofrece un gran potencial de adaptación para los siguientes modelos Svyatogor, Ivan Kalita y Knyaz Vladimir.

¿Es fácil de ver uno? Probablemente es más fácil de detectar uno de estos en Cuba que en Rusia, como los 2141 no tenían la mejor fiabilidad a largo plazo, eran vistos como automóviles desechables en su país de origen, sobre todo luego del exceso de oferta de los coches alemanes usados que comenzaron a llegar justo cuando la Unión Soviética se derrumbó. Salvo un cambio repentino en el panorama político en Cuba, habrá más 2141 en la Habana que en Moscú en pocos años.

Facilidad de adaptación de partes: Relativamente baja, ya que no están relacionados con ninguna otra cosa en las carreteras cubanas, pero estos son automóviles nuevos para los estándares cubanos por lo que hay poca necesidad de cambiar los motores. Al menos por ahora.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? La falta de sal en las carreteras básicamente. Además, son relativamente recientes y están desprovistos de tecnología de lujo como transmisiones automáticas o cierre centralizado.

 

Geely Emgrand EC7

Geely Emgrand EC7Los Geelys parecen conformar una buena parte de los automóviles propiedad del gobierno en Cuba y hay un número de diferentes modelos que pueden ser vistos en La Habana. Emgrand es una sub-modelo de lujo, o al menos así lo pretendía Geely cuando lo lanzó. Después de unos años difíciles para este Geely imitación del Mercedes-Benz W203 clase C, se asentó como modelo exportable. La unidad EC7 cuenta con motores de 1.5 litros y 1.8 litros, y está incluso disponible con CVT en algunos mercados. Tiene un tamaño similar a un Toyota Camry o a un Honda Accord, el EC7 se vende en el rango bajo de $10.000, lo que lo hace muy popular en los mercados en desarrollo.

¿Cómo llegaron a Cuba? Son vehículos de alquiler y vehículos del gobierno.

¿Es fácil de ver uno? Estos parecen ser comunes en toda Cuba, pero están obviamente en una categoría especial ya que no hay demasiados en la propiedad privada. Estos son los bólidos del gobierno ante todo.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Soporte de piezas originales.

Facilidad de adaptación de partes: Ya que son importados oficialmente, los Geelys son uno de los pocos coches con piezas que se pueden pedir al fabricante.

 

GAZ 2410

GAZ 2410 El GAZ 2410 debutó en 1985 y constituyó un gran lavado de cara del sedán GAZ 24, que entró en producción en Rusia en 1967. El 2410 fue un popular modelo de taxi en su país de origen (es difícil encontrar uno en la propiedad privada en Rusia). Se mantuvo en producción hasta 1992, cuando fue sustituido por otro rediseño del GAZ 24 apodado el 31029. Estos son grandes sedanes y debido a la gran antigüedad de su diseño, no hay mucho que pueda ir mal en ellos. Una gran cantidad de piezas son intercambiables con los modelos más antiguos del GAZ 24, que también son abundantes en Cuba, por lo que prácticamente cualquier variación del GAZ 24 (cuya última versión dejó de producirse apenas hace unos años) puede utilizarse como repuesto.

¿Cómo llegaron a Cuba? Los vehículos GAZ se exportaron en Cuba a partir de finales de 1960. Durante décadas, estos fueron algunos de los sedanes de tamaño completo más comunes que entraron en el país con alguna regularidad.

¿Es fácil de ver uno? Es posible que Cuba tenga más 2410 en las carreteras que Rusia, dado que la ventana de producción fue relativamente corta para este modelo junto con el hecho de que la mayoría fueron utilizados como taxis en Rusia.

Facilidad de adaptación de partes: Relativamente alto, ya que estos generalmente aceptarán cualquier pieza de la familia GAZ, desde 1970 hasta el final en el 2005. Su disposición básica, generoso espacio bajo el capó, significa que aceptan trasplantes del tren motriz con facilidad.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Ingeniería soviética de 1960 producida en la década de 1990, momento en el cual la mayoría de los errores fueron resueltos.

 

Beijing BJ212

Beijing BJ212Uno de los 4×4 más comunes en Cuba es el Beijing BJ212. Producido por Beijing Automotive Works desde 1965, el BJ212 utiliza un motor de cuatro cilindros de 2.4 litros. El BJ212 está más estrechamente relacionado con los primeros ruso posguerra GAZ y UAZ 4×4, aunque su exterior intenta imitar todo, desde el Land Rover Serie I hasta el Toyota Land Cruiser.

¿Cómo llegaron a Cuba? Como éstos fueron hechos en grandes cantidades en China durante varias décadas, muchos han encontrado su camino en Cuba y actualmente son utilizadas por el ejército y la policía, además de los propietarios privados (aunque eso es raro).

¿Es fácil de ver uno? Estos parecen estar prácticamente en todas partes, y ya que se mantienen en producción, los nuevos se importan masivamente de vez en cuando.

Facilidad de adaptación de partes: Los 4×4 de Beijing son importados por el gobierno, por lo que estos realmente disfrutan de apoyo de partes oficiales.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Nuevos que se importan en el país.

 

Ford Fairlane

Ford FairlaneLos sedanes Ford de la primera mitad de la década de 1950 son algunos de los coches americanos clásicos más comunes en Cuba, junto a Chevrolet y Mercurys. Como 1958 fue el último año del gobierno de Batista, que gobernó Cuba antes de la revolución que llevó a Fidel Castro al poder, 1958 es esencialmente el año límite para el clásico de América del Norte. En otras palabras, hay muy pocos coches americanos en Cuba a partir de 1959 y años posteriores.

¿Cómo llegaron a Cuba? Estaban en las carreteras antes de que Castro tomara el poder.

¿Es fácil de ver uno? Los sedanes y convertibles Ford de la década de 1950 están prácticamente en todas partes, ya que Cuba era un país muy próspero durante la mayor parte de esos años.

Facilidad de adaptación de partes: Muchos coches están en su tercer o cuarto cambio de motor, al igual que su tercera o cuarta pintura. Las partes tienden a ser sustituidas por piezas fabricadas desde cero. Hay fundiciones enteras dedicadas a refabricar piezas necesarias mediante la creación de moldes y fundición a partir de ellas. Una gran cantidad de motores V8 de gasolina han sido sustituidos por unidades de diesel, los motores de gasolina son prohibitivamente caros de mantener.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Por las increíbles habilidades de sus propietarios y fabricantes de piezas.

 

Ford Falcon

Ford FalconNo, esto no es una imitación de Ford con faros de Lada, es en realidad un Ford Falcon argentino, que como el GAZ 24, ha sido rediseñado infinidad de veces, estuvo en producción durante décadas en Argentina. Producido a partir de 1962 hasta 1991, el Halcón comenzó como algo familiar, pero pronto ganó detalles de diseño en sus actualizaciones y con el tiempo se convirtió en algo parecido a un GAZ 3102. El interior recibió varias actualizaciones, pero los motores se mantuvieron igual en su mayor parte.

¿Cómo llegaron a Cuba? Las relaciones entre Cuba y los países de América del Sur han sido generalmente cálidas y difusas, así que no es raro ver automóviles brasileños y argentinos con insignias Ford y Chevrolet.

¿Es fácil de ver uno? El Ford Falcon argentino era una variedad un poco rara de los Ford, ya que fue un modelo diseñado especialmente para Argentina, no era un modelo para exportar, sin embargo, es relativamente fácil de ver alguno después de vagar por las calles de La Habana.

Facilidad de adaptación de partes: Bueno, todavía es un Ford aunque no haya sido importado de EEUU, por lo que su tecnología es entendida por casi todos los mecánico en Cuba.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Ingeniería muy básica.

 

Fiat Polski 126p

Fiat Polski 126pEl modelo Polski de la Fiat más popular en Cuba es el pequeño 126p, una versión con licencia del Fiat 126 producido en Polonia. La 126p nunca fue ampliamente exportada de Polonia a otros países del bloque socialista, pero eso no impidió que Cuba obtuviera un número impresionante de ellas a partir de la década de 1970. El 126p consume poca gasolina y requiere poco mantenimiento.

¿Cómo llegaron a Cuba? 3,3 millones se hicieron entre 1973 y 2000, formando la columna vertebral de las flotas de vehículos privados de varios estados del Bloque del Este. Dada su sencilla construcción y motores ahorradores, han encontrado una gran cantidad de aficionados en Cuba. La 126p sigue siendo uno de los coches más asequibles en la isla y sus gastos de funcionamiento siguen siendo bajos debido a la ingeniería sólida y motores ahorrativos.

¿Es fácil de ver uno? Después del VAZ 2105, el Fiat Polski 126p es probablemente el derivado de Fiat más común en el país. El 126p es el primer coche popular para muchos cubanos que tienen la suerte de disfrutar de la propiedad de automóviles.

Facilidad de adaptación de partes: Bastante bajo, ya que no hay muchos motores que realmente quepan en el compartimiento del motor. Los motores fáciles de encontrar en Cuba son los de gran tamaño, por lo que el 126p se las tiene que arreglar con motores reformados.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? La falta de demasiadas piezas móviles.

 

VAZ 2105

VAZ 2105Este coche ruso de la década de 1980 parece constituir la columna vertebral de la flota cubana de automóviles privados y estatales. El 2105 debutó en 1979 como una de las actualizaciones del 2101, que era una versión con licencia del Fiat 124. El 2105 ofreció más lujo en su interior y una gama de motores más potentes, que van en el desplazamiento de 1.2 a 1.7 litros. En su esencia, es un Fiat 124 modernizado, pero el acero más grueso y algunas piezas de mejor calidad han permitido que persistan en las carreteras en prácticamente todos los países donde se exporta.

¿Cómo llegaron a Cuba? Estos fueron exportados oficialmente a Cuba desde la URSS, junto a un par de otros modelos como el 2104 y el 2107, siendo esta última una versión más lujosa del 2105.

¿Es fácil de ver uno? Este es quizás el coche más común para ser visto en las carreteras de Cuba.

Facilidad de adaptación de partes: Existe un enorme potencial para la adaptación con los todos los derivados del 124, y Cuba los tiene todos, desde la inicial VAZ 2101 hasta el VAZ 2107, sin contar las versiones de Fiat y Seat.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Tecnología italiana de 1960 adaptada para durar en las carreteras por la fábrica VAZ.

 

Peugeot 405

Peugeot 405El Peugeot 405 es uno del puñado de coches occidentales desde la década de 1980 y 1990 que Cuba ha recibido. El Peugeot 405 es una de las mejores opciones para un coche totalmente moderno en Cuba en el mercado de automóviles usados, aunque seguramente no contaran con aire acondicionado funcionando bien en éstos. El 405 es un caso especial cuando se trata de Cuba, ya que no hay ningún de los modelos contemporáneos de esta marca francesa como el 205, 406, 505, 504, 604 o 605.

¿Cómo llegaron a Cuba? Fueron importados en la década de 1990.

¿Es fácil de ver uno? Sí, parecen ser muy comunes.

Facilidad de adaptación de partes: Muchos todavía están con sus motores originales o reconstruidos, aunque prefiero no imaginar lo que se necesita para adaptar una transmisión de otro vehículo en el, dado que montar un motor o una transmisión oficial ya es lo suficientemente complejo.

¿Cómo pueden aún estar en funcionamiento? Al parecer la mayoría están todavía con sus motores originales, ya que simplemente no son lo suficientemente viejos como para derrumbarse.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este