En un intento desesperado para curarse de su adicción a Internet, un adolescente chino simplemente cortó su mano izquierda. El joven de 19 años de edad, de la ciudad de Nantong, provincia de Jiangsu, tomó la drástica medida la semana pasada.

Adolescente chino se cortó la mano porque era adicto a Internet 01“No podemos aceptar lo que ha sucedido”, dijo la madre del niño, que se negó a identificarse. “Fue algo completamente inesperado. Era un muchacho inteligente.” La madre había ido a la habitación de su hijo a las 11 pm el miércoles pasado, sólo para despedirse y darle las buenas noches. En cambio, ella encontró una nota escrita a mano que decía: “Mamá, he ido al hospital un momento. No te preocupes, yo sin duda volveré esta tarde”.

Mientras tanto, el muchacho había escapado de la casa con un cuchillo de cocina. Una vez a salvo fuera de la vista, se cortó la mano izquierda en la muñeca. Luego llamó a un taxi para que lo llevara a la emergencia del hospital más cercano, dejando la mano tendida en el suelo.

La mano más tarde fue recuperada por la policía, y los cirujanos de un hospital universitario local lograron volver a colocarla. Pero dijeron que no podían garantizar la plena movilidad.

Cuando las estaciones de televisión locales se enteraron de la historia, visitaron el lugar donde el chico se había cortado la mano. Las imágenes grotescas de un banco manchado de sangre fueron transmitidas repetidamente en las noticias.

Adolescente chino se cortó la mano porque era adicto a Internet 02

Según expertos, China, con sus 649 millones de usuarios de Internet, está en medio de una importante epidemia de adicción a Internet. Los informes indican que hay casi 24 millones de jóvenes adictos a la ‘web’ en la nación. Un número cada vez mayor, lo cual ha obligado a crear unos campamentos de entrenamiento al estilo militar para rehabilitar a los adictos a internet.

Tao Ran, un psicólogo del ejército que dirige uno de estos centros de rehabilitación en Beijing, estima que alrededor del 14 por ciento de los jóvenes de China están enganchados. Algunos de ellos faltan a la escuela para mantenerse en línea, mientras que otros con adicción severa rara vez salen de sus dormitorios. “Ellos sólo hacen dos cosas: dormir y jugar”, dijo Tao Ran.

“Me enteré del joven que se cortó la mano”, agregó. “Pero me temo que va a seguir con su adicción.”

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este