Para la mayoría de nosotros nos resulta normal consumir leche de vaca, cabra e incluso leche de burra, pero hay algo innegablemente espeluznante acerca de los adultos que beben leche materna humana, sin embargo, es la última moda entre los físico culturistas convencidos de que les ayudará a ganar músculo más rápido.

Beber leche materna - El ultimo boom de la moda de los físico culturistas 01Es increíble la cantidad de fanáticos del fitness que creen que el consumo de leche materna es la mejor manera de ganar masa muscular y están dispuestos a llegar a cualquier extremo para comprar la mayor cantidad como sea posible. Una simple búsqueda en Google revela docenas de foros y artículos con esta tendencia creciente en línea, y un hilo en bodybuilding.com habla de la leche materna como el “más grande suplemento”.

Como era de esperar, la gran demanda está felizmente satisfecha por las madres jóvenes dispuestas a vender sus excedentes de leche. Algunos de ellos incluso se inscriben en bancos de leche materna en línea y pagan hasta $ 1,200 al mes. La mayoría de los bancos de leche materna se aseguran de que solo los bebes tengan acceso a la leche materna, pero algunos sitios web, como Onlythebreast.com, tiene una sección separada para los “hombres que compran leche materna”.

Beber leche materna - El ultimo boom de la moda de los físico culturistas 02Algunas mujeres prefieren hacer la venta ellas directamente, como una mujer de Michigan llamada Lisa que ofrece su leche materna en Craigslist a un precio negociable. “Tengo un bebé de 5 meses y he estado bombeando el exceso de leche materna y lo he guardado en mi congelador que está casi completamente lleno. Yo no bebo, ni consumo drogas y tomo un multivitamínico a diario, ” dice su anuncio.

Lisa dijo que tuvo la idea después de que su primo físico culturista le dijo que muchos atletas compraban leche materna. “Yo no quiero que se vaya a la basura”, dijo “Yo estaba hablando con mi primo y él dice que a veces poner leche materna en un batido de proteínas es mejor que la proteína en polvo”.

“Su sabor es como la leche normal, a excepción de que es más dulce”, agregó “es igual a echarle azúcar a la leche normal, así es como sabe”.

Beber leche materna - El ultimo boom de la moda de los físico culturistas 03La mayoría de las mujeres que venden su leche dicen que los hombres que la compran prefieren permanecer en el anonimato. “Por lo general, primero preguntan si hay leche disponible”, dijo la vendedora de leche materna Jennifer Rose. “Ellos son muy reservados. Incluso cuando me llaman sus números están bloqueados. Ellos simplemente no quieren ser vistos o conocidos”.

Los partidarios de la tendencia argumentan que la leche materna contiene el mayor suministro de hormonas de crecimiento humano y creen que los nutrientes que ayudan a crecer a los bebés también ayudan a los adultos. Otros creen que la leche le ayudará a curar otros problemas de salud tales como la psoriasis, mientras que algunos casos más espeluznantes lo utilizan para hacer yogur de leche materna!

Pero resulta que no todos los culturistas están creyendo la teoría de la leche materna. “Se oye de todo: testosterona, hormonas de gorilas”, dijo Austin Mariglia entrenador de CrossFitter. “La gente está dispuesta a dejar ir todo por la borda sólo para tratar de ser el más grande y mejor. Nunca en mis sueños más locos pensé que alguien estaría bebiendo leche materna para mejorar su rendimiento”.

Si bien es cierto que la leche materna tiene beneficios nutricionales incalculables para los bebés humanos, los expertos dicen que no hay pruebas que sugieren ventajas para los adultos. “La leche materna está diseñada para los bebés humanos”, dijo Joanne Ransom, director clínico del Banco de Leche de Madres del Noroeste. También advirtió estar en contra de compra leche materna a través de Internet, ya que se pueden transmitir enfermedades infecciosas como el VIH. Debido a que las ventas en línea no están reguladas por las agencias del gobierno, es ilegal la venta de leche materna en línea en los EE.UU.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este