Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 01La fotógrafa rusa Katerina Plotnikova lleva su fotografía a un nivel completamente nuevo. Ella utiliza animales (con entrenadores profesionales) para tomar estas impresionantes fotos. Son aterradoras de ver, pero hermosas al mismo tiempo. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 02Esta impresionante imagen muestra el momento en que una comadreja hambrienta parece alzar vuelo en la parte posterior de un pájaro carpintero. El extraordinario encuentro fue capturado por el fotógrafo Martin Le-May en Hornchurch Country Park en el este de Londres, mientras caminaba con su esposa, Ann. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 03El ganador del Wildlife Photographer of the Year 2008, acertadamente llamado “Punto muerto”. Fue capturado en la oscuridad de la noche en un bosque tropical de Belice. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 04Esta extraordinaria imagen muestra nueve cabras encaramadas en las ramas retorcidas de un árbol de argán de 5 metros en el Norte de África. Las criaturas parecen como si hubiesen sido levantadas por una maquina, pero, de hecho, las cabras son escaladores de árboles consumados que rutinariamente escalan su camino hasta las ramas en busca de sus deliciosas bayas. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 05 Esta imagen seguro parece photoshopeada, pero esto es un pez real, llamado pez loro azul. Este pez de intrigante color azul se encuentra en los arrecifes de coral en aguas poco profundas en las zonas tropicales y subtropicales del Océano Atlántico occidental y el Mar Caribe. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 06Esta escena cariñosa no fue un montaje. Los elefantes fueron filmados sosteniendo sus troncos mientras caminaban en Masai Mara, Kenia, como se mostró en el documental “One Life”. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 07Un cocodrilo del Nilo de un año de edad intenta apoderarse de una rana en el estuario del Río Santa Lucía en Sudáfrica. También conocido como el cocodrilo común, estos grandes reptiles se distribuyen en gran parte de África, y se han ganado su reputación como uno de los animales más feroces y mortales en el planeta. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 08El Springer Spaniel Jess es una gran ayuda para su dueño en una granja en el Reino Unido. Tres veces al día el perro lleva la leche a corderos huérfanos y luego les da de comer con una botella. Jess ha sido entrenado para alimentar corderos desde una edad temprana y su dueño dice que sería difícil sin la ayuda de Jess en una granja con 270 ovejas. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 09Cuando esta fotografía fue publicada por primera vez en el Africa Geographic, BBC Wildlife y más tarde en Paris Match y el Daily Mail, dio lugar a un aluvión de correos electrónicos, llamadas telefónicas y cartas de todo el mundo preguntando si la imagen era una falsificación. La imagen se convirtió en la foto de un tiburón más discutida nunca, pero la foto es real, no hay photoshop, ni manipulación digital. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 10Un pingüino surfeando sobre un delfín. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 11En Puerto Lockroy, la Antártida, dos polluelos de pingüinos papúa recién nacidos reciben un rápido vistazo al mundo exterior cuando uno de sus padres se levanta del nido por un momento. Fuente

Fotos de animales que te costará creer que no fueron modificadas con Photoshop 12Su nombre es Hulk, con un peso de 79 kilos, se cree que es el pit bull más grande en el mundo, y en sólo 17 meses de edad, no ha parado de crecer. Fuente

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este