Lo creas o no, ‘sexer chick’ es un trabajo de verdad, y tiene además una paga muy generosa. Por más de $ 60,000 al año, un ‘sexer chick’ tiene que mirar los traseros de pollitos todo el día para determinar si son machos o hembras.

60.000 al año por saber el sexo de pollitos, un trabajo que nadie quiere hacer 01El proceso, conocido como ‘ventilar el sexo’ implica apretar la parte trasera del pollito para ver sus partes y comprobar si hay un pequeño bulto que indica que es masculino. Es comprensible que el trabajo no tenga muchos participantes y los avicultores británicos están luchando para atraer a los empleados y que ocupen el puesto.

Aunque suena fácil, “Sexar a los pollitos” es bastante complicado y requiere una cantidad increíble de habilidad. Los trabajadores están especialmente capacitados sobre cómo detectar diferencias minúsculas, en el tamaño y forma de los genitales de un pollo para determinar si va a llegar a ser un gallo o una gallina.

60.000 al año por saber el sexo de pollitos, un trabajo que nadie quiere hacer 02Se espera que los encargados del sexaje determinen de 800 a 1.200 pollos por hora, con una precisión de 97 a 98 por ciento (esto da sólo tres segundos por ave). “Se necesitan tres años para entrenar a alguien para que desarrollen la sensibilidad y destreza fiable en la determinación del sexo del ave y un montón de gente no quiere gastar esa cantidad de tiempo en entrenamiento”, dijo Andrew Large, director ejecutivo del Consejo Avícola Británico.

“Creo que el problema es el trabajo en sí”, añadió. “Estarías gastando horas todos los días mirando a la parte trasera de un pollito. Eso no es nada atractivo”. Al trabajo se presenta tan poco personal que la industria avícola ha pedido que se incluya en una lista oficial del gobierno de empleos con escasez de mano de obra. Actualmente, sólo hay entre 100 y 150 encargados del sexaje en el Reino Unido. Ni un solo sexer fue reclutado el año pasado.

Al estar incluidos en la lista permitiría a los agricultores reclutar a personas que se encuentran en toda la Unión Europea. Por ejemplo, en Corea del Sur, el sexado se considera un trabajo de alto estatus. “En el sudeste asiático, un ‘sexer chick’ es un trabajo de alto estatus. En el Reino Unido es muy probable que seas el blanco de burlas”, dijo Andrew Large.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este