Aquí te vamos a explicar el porqué no deberías de meter nada dentro de tus oídos.

Nunca más te vas a querer limpiar los oídos después de leer esto 01Probablemente ya oíste a tu madre o abuela diciendo que no te metieras hisopos dentro del oído, porque podrías maltratar tu tímpano. Ese no es el único problema.

Primero, la verdad es que no necesitas limpiar tus oídos. Segundo, los médicos muchas veces nos han explicado que la cera de los oídos sirve para protegerlos. Su finalidad es mantener el canal auditivo limpio. Ella ayuda a alejar todo tipo de sucio de nuestros tímpanos y también ejerce papeles antibacteriales y de lubricación. Nuestros oídos se limpian solos. Cuando la cera se seca, cada movimiento del maxilar, cuando masticamos alimentos o conversamos con amigos, ayuda a sacar la cera vieja a través de la abertura de la oreja.

El problema es que siempre pensamos que somos más inteligentes que el sistema de nuestro cuerpo y por esto empezamos a meter cosas en nuestros oídos. Los hisopos pueden parecer pequeños pero en realidad lo que ellos hacen es empujar la cera del oído para más adentro, es aquí cuando comienza el problema, la movemos a lugares que no se limpian solos y queda atrapada.

Esa cera que queda atrapada, está llena de hongos, bacterias y virus acumulados en el oído externo, y ahora donde esta puede causar dolores e infecciones.

Nunca más te vas a querer limpiar los oídos después de leer esto 02Además de eso, empujar la cera para dentro del oído puede también bloquear tu canal auditivo, trayendo como consecuencia la pérdida de audición, o si empujas aun más adentro, puedes romper el tímpano, y créelo, eso es extremadamente doloroso.

Anualmente cerca de 12 millones de personas van al médico “con cera excesiva o acumulada”, solo en los EEUU. Una forma de ver que ellos tienen serios problemas con la cera de los oídos, es que 8 millones de estas personas terminan haciéndose tratamientos profesionales para retirar la cera de los oídos, Según la Academia Americana de Otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello (AAO-HNSF).

Tú solo necesitarías realmente de una limpieza profesional médica si sientes que están llenos o si notas cambios en tu audición que puedan estar relacionados con la acumulación de cera. La AAO-HNSF dice que es sumamente importante que la gente deje el uso de hisopos dentro de los oídos. La pagina web de la empresa Q-Tips el mayor fabricante de hisopos en los EUA, avisa que su producto solo debe ser usado “en el área externa del oído, sin penetrar el canal auditivo”.

Aunque la gente piense que es difícil abandonar esta práctica los médicos dicen que es un ciclo vicioso y que apenas sentimos una molestia vamos a “rascar nuestros oídos con hisopos”. Cuanto más intentes limpiar tus oídos de esta manera, mas histamina es liberada, mas irritada e inflamada quedara la piel y más vas a querer limpiarlos. Recuerda que esta cera es un lubricante y removerla deja los oídos más resecos, lo que hace que utilices más hisopos en un esfuerzo equivocado de intentar encontrar un alivio.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este