Un montón de ideas equivocadas flotan alrededor de la cocina y hay que separar los hechos de la ficción: Mientras que algunos mitos son una tontería, otros pueden ser perjudiciales para su salud. Estas son algunas de las falacias persistentes que es posible que aún creas.

Mito # 1: La carne blanca es más saludable que la carne oscura

Mitos alimenticios errados que has estado creyendo 01Si bien es cierto que la carne oscura tiene más calorías que la carne blanca, la diferencia es de sólo 30 calorías por porción, por lo que no debería afectar tus opciones de alimentos en el día de Acción de Gracias. El pavo y las piernas de pollo son más oscuras gracias a un compuesto llamado mioglobina, que ayuda a los músculos almacenar el oxígeno necesario para la actividad prolongada. Las aves no voladoras usan sus piernas para moverse, por lo que los músculos que utilizan para correr contienen más mioglobina, dando como resultado que la carne de las patas sea más oscura que la carne de la pechuga. Aunque es ligeramente más alta en calorías, la carne oscura tiene más hierro, zinc y otras vitaminas que la carne blanca.

Mito # 2: Lavar la carne cruda antes de cocinar elimina las bacterias

Mitos alimenticios errados que has estado creyendo 02Si bien se cree comúnmente que enjuagar la carne eliminará algunas bacterias, en realidad es recomendable no lavar la carne antes de cocinarla. Siempre y cuando cocines la carne a fondo, todas las bacterias morirán. El acto del lavado, sin embargo, podría contaminar tu cocina. Las bacterias pueden terminar en el fregadero y cualquier otra área que haya sido salpicada con agua, así que es más seguro saltar ese paso.

Mito # 3: Comer tarde en la noche produce un aumento de peso

fridge with foodEl mito de que debes comer menos a medida de que avanza el día se ha mantenido durante mucho tiempo; “No comer después de las ocho” es un consejo común que se les da a las personas que intentan perder peso. Hoy en día, los nutricionistas contemporáneos dicen que las calorías no saben la hora y que no importa cuando se consumen. La falsa idea probablemente surgió porque los bocadillos de medianoche conducen a calorías que no habrían sido consumidas de lo contrario.

Mito # 4: Evitar el gluten trae beneficios para la salud

Hands of woman baker kneading doughA menos que tengas la enfermedad celíaca, o intolerancia o sensibilidad diagnosticada al gluten, no hay ninguna razón real para buscar a los alimentos sin gluten en el supermercado. Las personas con enfermedad celíaca no pueden comer alimentos como el trigo o la cebada porque el gluten en ellos puede dañar su intestino delgado. Esta enfermedad afecta a alrededor del 1% de la población, por lo que el gluten es perfectamente seguro (y saludable!) para el restante 99%. De hecho, estudios han demostrado que evitar el gluten no tiene beneficios de salud para los que no tienen un problema de salud diagnosticado como la enfermedad celíaca. Una dieta libre de gluten puede incluso ser demasiada baja en fibra y otros nutrientes tales como vitaminas del grupo B, si no tienes cuidado.

Mito # 5: Todos los conservantes son malos para tu salud

Supermarket interior, empty red shopping cart.Los conservantes se añaden a los alimentos para extender su vida útil y evitar el crecimiento bacteriano. Ellos son una parte esencial de los alimentos que compramos en el supermercado, porque de lo contrario ni siquiera podrían llegar desde la granja hasta la tienda sin estropearse.

Mientras que hay determinadas personas que son sensibles a algunos preservativos tales como el sulfato y el ácido benzoico, la gente ha estado consumiendo estos compuestos durante siglos, tanto de fuentes naturales como sintéticos, con un beneficio significativo a la calidad de los alimentos, la disponibilidad y la seguridad. Como es el caso con todos los compuestos que utilizamos para mejorar nuestra calidad de vida, los conservantes sintéticos y naturales no deben ser usados en exceso, ya que el uso excesivo puede dar lugar a algunos de los posibles efectos sobre la salud (por ejemplo, el exceso de vitamina E puede inhibir la coagulación de la sangre , provocando sangrado). Afortunadamente, las directrices están disponibles en las agencias reguladoras de todo el mundo para guiar a los fabricantes de alimentos, y que la concentración de conservantes, ya sea natural o sintético, que se utiliza en los alimentos sea seguro.

Mito # 6: Los huevos marrones son más saludables

Eggs the delicious and nutritious product

El marrón puede parecer más orgánico o saludable, pero eso es sólo marketing. El color del huevo depende de la especie de la gallina. Aunque la dieta de las gallinas ponedoras puede afectar el valor nutricional de los huevos, todas las especies obtienen la misma dieta, por lo que los huevos blancos o marrones son igual de saludables.

Mito # 7: “Multigrano” y “grano entero” son términos intercambiables

Freshly baked sandwich bread with herbs and spices“Multigrano” y “grano entero” significan cosas diferentes, así que es importante ser capaz de distinguir entre ellos. Los alimentos marcados como multigrano se hacen con más de un tipo de grano, mientras que los productos de granos enteros son hechos con el grano entero (los nombres son descriptores bastante precisos). Los alimentos multigrano tienden a ofrecer una textura más rica y más sabor, mientras que los alimentos de grano entero tienden a ofrecer más fibra y fuentes naturales de nutrientes; así que elegir entre los dos es más una cuestión de preferencia personal.

Mito # 8: Calentar la comida en el microondas reduce su valor nutricional

Using microwave ovenLos opositores al microondas han propagado mucho la idea de que cocinar la comida en el microondas hace que sea menos saludable. Pero en realidad, esto no podría estar más lejos de la verdad. Calentar en el microondas, especialmente si se agrega un poco de agua al plato, ligeramente cubierta y usar el microondas para cocer al vapor las verduras, es en realidad uno de los métodos de preparación de alimentos más sólidos. Los mejores métodos de cocción para la retención de nutrientes en los alimentos son aquellos en los que la comida está expuesta al calor durante un corto periodo de tiempo, cantidades mínimas de agua se utilizan al vapor y la cocción de la comida debe ser rápida -todas las cosas se consiguen con un microondas. Por lo tanto, mediante el uso de un horno microondas para cocer los alimentos al vapor, podrás conservar más vitaminas y minerales que con casi cualquier otro método de cocción.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este