Estas bicicletas realmente son máquinas ecológicas y súper baratas, hechas con partes desechadas de bicicletas y alimentadas por el pedaleo, están de moda en una zona rural de Guatemala. Se llaman ‘bicimaquinas’, y se utilizan para diversos fines en la comunidad, desde la elaboración de alimentos hasta para hacer champús y jabones.

Bicimaquinas - Estas bicicletas son máquinas y están revolucionando Guatemala 01El dispositivo único y muy original es una idea de ‘Maya Pedal’, una organización sin fines de lucro dirigida a nivel local en la localidad rural de San Adres Itzapa. Fundada en 1997 como una colaboración entre una organización de Canadá llamada “Pedal” y un mecánico local Carlos Marroquín, a la organización se le atribuyen la invención de varios dispositivos que hacen usos de repuestos de bicicletas y los aprovechan con la energía humana.

Cada bicimaquina es hecha a mano en el taller de Maya Pedal, usando una combinación de bicicletas antiguas, hormigón, madera y metal. Sus diseños son 100% original, y son a la vez funcionales y económicas. Con un precio de alrededor de $ 40 cada una, las máquinas vienen en diversas variaciones para diferentes propósitos.

Bicimaquinas - Estas bicicletas son máquinas y están revolucionando Guatemala 02La bicicleta molino, por ejemplo, está adaptada para ajustarse a un molino de mano o una trilladora de maíz, pero es operado por el pedaleo. Esta bicimaquina tiene la capacidad de moler 1,3 Kg por minuto de cualquier tipo de grano, los más comunes son el maíz amarillo, soja y café.

La bicicleta licuadora, por el contrario, se ve como una bicicleta estacionaria con un vaso de licuadora que le colocaron arriba de la rueda delantera. Pero en lugar de un motor eléctrico para hacer girar la cuchilla, utiliza un rotor unido a la rueda. Cuanto más rápido se pedalea, más rápido será el giro de la cuchilla, es capaz de alcanzar velocidades de hasta 6400 RPM.

Bicimaquinas - Estas bicicletas son máquinas y están revolucionando Guatemala 03Otros dispositivos son la bicicleta bomba de agua, una bomba de agua móvil, una bicicleta desgranadora de nuez, una despulpadora de café, Bici-máquinas de lavar ropa y generadores. La mayoría de las máquinas fueron construidas para satisfacer las necesidades de las comunidades de mujeres indígenas, ayudando con la carga de las tareas de trabajo intensivo. Gracias a las máquinas, son capaces de llevar más productos para la venta a mercados y por lo tanto, traer más comida a sus casas.

“Cada bicimaquina tiene su propio diseño. Su corazón es el pedal, pero cada una utiliza sus propias herramientas y se propulsa de forma diferente “, explicó el director de Maya Pedal, Mario Juárez, en un documental de Makeshift Magazine. “Los diseños vienen de la experiencia, de hacer algo, si no funciona, lo deshacemos y empezamos hacerlo todo de nuevo”

Bicimaquinas - Estas bicicletas son máquinas y están revolucionando Guatemala 04Las Bicimaquinas son de gran utilidad en las aldeas de Guatemala, donde no hay caminos pavimentados, ni tuberías subterráneas o líneas eléctricas. “Era necesario encontrar un camino y una alternativa que satisfaga las necesidades de la gente del lugar e investigando e invirtiendo todo lo que podíamos lo hicimos una realidad”, explicó Marroquín.

“Al principio, el mayor desafío de Maya Pedal fue lograr que la gente aceptara las bicimaquinas como una herramienta”, explicó Juárez. “Las comunidades nos rechazaron. Ellos nos decían, ‘Hey, traigan algo eléctrico o algo más potente con un motor diesel. Nosotros les decíamos que no, esta es una herramienta con la tecnología adecuada. Tecnología que se adapta a tus necesidades”.

“Este primer obstáculo fue muy duro para nosotros”, agregó Juárez. Pero poco a poco, la gente comenzó a ver los diversos beneficios que ofrecen las máquinas, comenzaron a interesarse. Ahora, las máquinas se están vendiendo muy bien en la comunidad.

“Tenemos mucha gente que viene a preguntarnos por mezcladoras o licuadoras”, dijo la coordinadora de Maya Pedal, Johanna Mesa Montuba. “Estos son los equipos más populares. Las mujeres compran estas máquinas para iniciar un negocio. Ellas pueden llevarlas hasta una plaza y vender jugo fresco en cualquier lugar”

“Una de nuestras bicimáquinas desgranadoras es utilizada por una cooperativa de mujeres que hace mantequilla de maní cerca de Sololá,” dijo Montuba. “Descascarar los cacahuetes solía ser la parte más intensa del trabajo. Ahora llevan la máquina y se ahorran una cuarta parte del tiempo”

La mejor característica de las bicimáquinas es que son baratas, fáciles de mantener y respetuosas con el medio ambiente, ya que no consumen energía y no producen residuos. Si las personas no pueden pagar el importe total por adelantado, pueden comprar la máquina en cuotas. Y si llegan a romperse piezas, los repuestos están disponibles.

Más de 4.500 máquinas de Maya Pedal están actualmente en uso en San Andrés Itzapa y las comunidades circundantes. Mientras que el personal de la tienda está compuesto únicamente por el Sr. Marroquín y su hijo de 16 años, Carlos Jr., constantemente necesitan voluntarios internacionales, principalmente de Europa. Varias de sus ideas han sido implementadas por otras comunidades indígenas de América del Sur, América del Norte e incluso África.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este