Cuando una pareja joven del pueblo Zhuangxi en la provincia de Shanxi, China encontró un bebé abandonado en 1989, ellos decidieron tomar al pobre niño y criarlo como propio. Desde entonces, Chen Tianwen y su esposa Guo Gairan siempre han estado al pendiente de niños abandonados.

Pareja china de buen corazón ha adoptado a más de 40 huérfanos discapacitados 01Con el tiempo, la Oficina Local de Asuntos Civiles, siguió enviando niños abandonados a la pareja para su adopción, porque no había otras instituciones de asistencia en ese entonces. Chen y Guo nunca se negaron. La pareja, ahora con 60 años, se han hecho cargo de más de cuarenta huérfanos discapacitados en los últimos 26 años, junto a sus tres hijos.

Pareja china de buen corazón ha adoptado a más de 40 huérfanos discapacitados 02A medida que fueron aumentando el número de niños bajo su cuidado, Guo decidió dejar su trabajo en una fábrica local para ayudar a cuidar de ellos. Ella cultivaba la tierra de la familia, para obtener una fuente de ingresos. Pero las cosas mejoraron con el tiempo, cuando la historia de su caridad se difundió. El gobierno local los contacto y ofreció pagar 150 yuanes (24 dólares) al mes para el bienestar de cada niño. La pareja recibió grandes donaciones de personas de buen corazón, y ahora el gobierno les da 1,000 yuanes ($ 161) por cada huérfano.

Pareja china de buen corazón ha adoptado a más de 40 huérfanos discapacitados 03El reto más grande para Chen y Guo ha sido la actitud de sus vecinos hacia su familia inusual. Muchos de ellos no aceptaban su estilo de vida y los ignoran o se niegan a dejar que sus hijos jueguen con los huérfanos. Incluso su hijo mayor, Junwei, tuvo problemas para adaptarse a sus padres y su estilo de vida. Por desgracia, Chen se vio obligado a decirle a Junwei que, al igual que sus otros hijos, él también era adoptado. El chico irrumpió en un ataque de rabia y no ha regresado desde entonces.

Pareja china de buen corazón ha adoptado a más de 40 huérfanos discapacitados 04Las cosas han cambiado con el tiempo, Chen y Guo ahora son aceptados por el pueblo como ciudadanos modelo. “Resulta que no somos idiotas después de todo y el trabajo que estamos haciendo es bueno, somos modelos a seguir”, dijo Guo. La pareja se ha comprado una casa más grande con la ayuda de voluntarios y cinco de los niños discapacitados a su cargo se han recuperado completamente.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este