La lista de reglas que la esposa de Einstein era obligada a seguir 01De acuerdo con el biógrafo Walter Isaacson, autor del libro “Einstein: Su vida y Universo”, “conocer al hombre nos ayuda a comprender el origen de su ciencia y viceversa”. Esta es una manera bonita de decir: Entendiendo al científico es posible entender lo que lo motivo a descubrir y lo que descubrió.

Sea eso verdad o no, el hecho es que Albert Einstein era increíblemente sistemático, llegando al punto de elaborar una lista para su mujer, Mileva Maric, con la que tuvo tres hijos. Las “condiciones” para que el matrimonio se mantuviera firme, eran las siguientes:

La lista de reglas que la esposa de Einstein era obligada a seguir 021.- Tienes que certificar que toda mi ropa este muy bien organizada, que coma mis tres comidas regularmente en el cuarto, que mi dormitorio y mi sala de estudio se mantengan totalmente limpias y que mi escritorio solo será usado por mí.

2.- Tienes que renunciar a todo tipo de relaciones personales conmigo. Específicamente, vas a renunciar a sentarte a mi lado, salir y viajar conmigo.

3.- Tienes que obedecer a los siguientes puntos: no puedes esperar cualquier tipo de intimidad conmigo ni me vas a censurar de ninguna forma. Solo hablaras conmigo si yo te lo pido y saldrás de mi cuarto de estudios inmediatamente, sin protestar. Tienes que comprometerte a no menospreciarme en frente de nuestros hijos, ya sea de palabras o comportamiento.

La lista de reglas que la esposa de Einstein era obligada a seguir 03A pesar de que sus exigencias eran prácticas y directas, se ve claramente que las condiciones no le daban mucha libertad personal a Mileva y mucho menos la dejaba abrirse a otro tipo de afectos, y además de todo, quien quiso terminar con la relación fue el propio científico que para sobornar a su mujer, que por algún motivo no quería el divorcio, le hizo la siguiente propuesta: “Me ganare el premio Nobel algún día, si nos divorciamos, el dinero del premio es tuyo”. Después de una semana, Mileva acepto el acuerdo, nada tonta.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este