Si bien algunas de estas cosas sucedieron en Estados Unidos, esto hace pensar en nuestros propios países y lo que aún se permite legalmente y lo que no. Veamos algunas de las prácticas más escalofriantes del hombre contra el hombre:

1. Esterilización involuntaria a enfermos mentales y discapacitados

Prácticas escalofriantes que prohibieron demasiado tarde 01

Es una práctica más común y extendida de lo que nos gustaría aceptar. Países tan disímiles como Estados Unidos, Suecia, Checoeslovaquia, India, Reino Unido o Perú han seguido leyes horribles en donde se les permite a los estados la esterilización forzosa o involuntaria (sobre todo a mujeres) con el fin de terminar con “posibles defectos genéticos” (es lo que se denomina eugenesia), o como control de natalidad.

Con ese objetivo, en Indiana, EEUU, se inició en 1907 una política de esterilización a enfermos mentales, y en 1938, 33 de los estados tenían leyes de esterilización forzosa que cubrían situaciones tan variadas como el retraso mental, personas discapacitadas (lisiados, ciegos, sordos), epilepsia, alcoholismo; pero también ser huérfano, no tener hogar o tener alguna deformación física te hacía candidato para esta lotería, o ser mujer nativo americana o afrodescendiente que por casualidad estuvieses hospitalizada dando a luz.

Estas atrocidades, consideradas crímenes contra la humanidad, fueron perpetradas bajo el amparo de la ley hasta hace apenas unos años, y hasta 1972 (fecha en la que el estado de Virginia derogó las leyes pertinentes, siendo el último estado de la Unión en hacerlo) había más de 65.000 individuos, entre hombres y mujeres, que sufrieron la esterilización forzosa.

2. Violar a las esposas

Prácticas escalofriantes que prohibieron demasiado tarde 02

Sí, como suena. En EE.UU., hasta hace poco más de 20 años, era legal que un esposo forzara a su mujer a tener sexo con él, si ella no quería.

La violación, todos lo sabemos, es un delito grave, y no lo hace menos el que el violador esté casado con la víctima. Pero en este país era legal hacerlo, al menos en 33 de los 50 estados que lo conforman. Misisipi, por ejemplo, prohibió esta “práctica” en 1983, y Carolina del Norte en 1993.

Sin embargo, algo del espíritu de estas viejas leyes sobrevive y así, en Ohio y en otros estados, no se considera violación si no hay violencia física… sin importar el abuso emocional o la coerción.

3. La inseguridad aeroportuaria

Prácticas escalofriantes que prohibieron demasiado tarde 03

Los vuelos comerciales de pasajeros se iniciaron en 1920, sin embargo la seguridad no era un asunto importante en aquella época, no había ningún delito tipificado relativo a los aviones.

Luego de que 4 aviones norteamericanos fuesen secuestrados aproximadamente en dos meses, el presidente John F. Kennedy instituyó un programa de supervisores aéreos, algo así como comisarios, que se encargarían de la seguridad. Hablamos de 1960.

En un comienzo se bloquearon las puertas de las cabinas de mando, pero ya en 1974, tras otros 72 secuestros, se introducen los detectores de metales en los aeropuertos, pero las condiciones de seguridad realmente no eran las más adecuadas. Cierto que a los pasajeros se les revisaba más o menos concienzudamente, pero no pasaba con, por ejemplo, empleados o ex empleados de las aerolíneas, y hubo un caso en 1987 en que un ex empleado de US Airways abordó un avión con un arma de fuego y logró estrellar el aparato. Estaba deprimido por haber sido despedido unos meses antes. Sencillamente pasó por los canales sin mayor problema.

Sólo a raíz del 11 de septiembre de 2001 fue cuando la tripulación de vuelo comenzó a ser revisada con regularidad antes de embarcar.

Hoy en día los controles en casi todos los aeropuertos del mundo son extremos, hasta un punto muchas veces insoportable.

4. El gobierno de EE.UU. podía quitarles los hijos a las familias indígenas

Prácticas escalofriantes que prohibieron demasiado tarde 04

Durante mucho tiempo, los pueblos nativos americanos de EE.UU. fueron considerados “demasiado salvajes” como para educar de manera adecuada a sus hijos, por lo que éstos eran vistos más o menos como bienes del estado; en este sentido, el gobierno era prácticamente dueño de ellos y podía llevarse a los niños a otro lugar, lejos de sus padres y familiares, para “educarlos” mejor.

Eran llevados a internados donde se les prohibía hablar en sus lenguas, les cambiaban el nombre y eran castigados duramente si los sorprendían practicando algo de su cultura…

Pero no estamos hablando del siglo XIX, fue apenas en 1978 que se instituyó la Ley de Bienestar de los Niños Indios, que impedía que los niños fueran alejados de sus padres para ser asimilados en la sociedad blanca.

Fuente

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este