Cada año, en el oeste de Kenia, por un mes todas las escuelas están cerradas. Esto se debe a un curioso y doloroso rito que se practica en ese lugar. Se trata de la circuncisión, una dolorosa transición de los adolescentes al mundo de los adultos. Según las costumbres, para que el joven sea considerado un hombre adulto, debe ser sometido al rito doloroso de la circuncisión.

Pero no se trata de someterse a esta dolorosa práctica. Lo más importante es no demostrar que está adolorido. Sus rostros no deben demostrar dolor ni sufrimiento en ningún momento. Puffff!!!… horrible.

Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 01

El rito de la circuncisión es absolutamente obligatorio para todos los varones adolescentes en la tribu Bukusu. La periodista Nora Khamisu, de la agencia de noticias Reuters, presenció la ejecución del ritual en estas fotos.

Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 02 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 03 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 04 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 05 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 06

Un día antes de la ceremonia, matan vacas para hacer “ropas” con las carnes del animal. Esta inusual costumbre simboliza la disposición de los jóvenes al rito.

Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 07 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 08 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 09 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 10

Después de la ceremonia, en la casa del joven comienza una verdadera fiesta, en la que todos le dan regalos como recompensa por su valentía.

Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 11 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 12 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 13 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 14 Dolorosa circuncisión Cómo convertirse en hombres en Kenia 15

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este