Grandes empresas que cayeron en desgracia

De hecho, seguro que alguna vez has comprado un producto de estas compañías pensando que es de lo mejorcito, y has acabado abandonado con tu cacharro; nos pasa incluso a los mejores. Claro, que no todas las caídas son iguales. Hay algunas marcas que continúan vivas, pero son sólo eso, la marca, mientras que otras siguen intentando sobrevivir a duras penas buscando una alternativa. A continuación tienes algunos de estos casos:

1. Kodak, la reina de las cámaras

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 01

Kodak es uno de los fabricantes de cámaras fotográficas más antiguos que existen, siendo fundada en 1888, pero su momento de gloria no llegó hasta los 60 y los 70, cuando sus cámaras automáticas se convirtieron en las más populares del mercado.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 02

Lamentablemente, Kodak se durmió en los laureles y no supo adaptarse al nuevo mercado digital que se expandió con el cambio de milenio; aunque intentó meter su marca en productos digitales fabricados por otras compañías, la caída en ventas de sus propios productos era tan severa que en 2012 declaró la bancarrota total.

En la actualidad, Kodak sigue viva, pero ha abandonado completamente el sector que dominó en su momento, centrándose en el mercado empresarial con soluciones de impresión, gráficos, fotografía y vídeo.

2. RIM, los Smartphone ideales para el trabajador y empresario

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 03

Durante mucho tiempo los Blackberry fueron la alternativa perfecta para los que querían un teléfono móvil para trabajar; eran dispositivos serios, que nos conectaban a Internet, nos permitían seguir nuestra agenda en cualquier sitio y escribir correos electrónicos gracias al teclado completo incluido.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 04

Cuando Apple y Google presentaron sus dispositivos iPhone y Android respectivamente, quedó claro que los Blackberry ya no eran los únicos dispositivos para empresarios del mercado.

Aunque Blackberry intentó encontrar su lugar en el mercado centrándose en aspectos como la seguridad, hoy en día, con una cuota de mercado del 0,8%, la compañía existe sólo por sus patentes y es cuestión de tiempo que acabe vendida, en bancarrota, o ambas.

3. Nokia, los móviles que duraban para siempre

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 05

El “Nokia ladrillo” se convirtió en un clásico imperecedero, y durante muchos años el característico tono de llamada de Nokia se escuchó en las calles de todo el mundo. La migración a los smartphones podría haber sido mejor, la verdad, con la compañía apostando por su propio sistema operativo, Symbian, pero pese a todo la marca tenía unos usuarios muy fieles que siempre podían confiar en ella para crear dispositivos de calidad.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 06

Entonces llegó Microsoft… Primero con un acuerdo en 2011 para sustituir Symbian por Windows Phone, y finalmente con la compra de la división móvil en 2014. La marca Nokia continuó como parte de Microsoft, pero el absoluto fracaso de Windows en los smartphones la condenó.

En la actualidad, Microsoft ha abandonado casi completamente el mercado de los smartphones, tirando a la basura los 5.400 millones de euros de la compra de Nokia. Pero la marca podría volver al lugar que se merece gracias a la parte de la compañía que sobrevivió después de la compra, y todo apunta a que en los próximos meses veremos un Nokia con Android.

4. Atari, sinónimo de videojuegos

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 07

No exagero si digo que en su momento todo el mercado de los videojuegos giraba alrededor de Atari. Su 2600 es una de las consolas más exitosas de la historia e introdujo el mismo concepto de los videojuegos a mucha gente.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 08

Pero también cometió grandes errores mientras estaba en todo lo alto, que fueron su perdición. El lanzamiento de la Atari 5200 sin retrocompatibilidad ni el apoyo de la propia compañía sólo fue la guinda del pastel, y desde entonces Atari fue hacia abajo. Cuando Nintendo llegó con su NES, ya era demasiado tarde para Atari, que perdió todo lo que tenía.

Consiguió llegar a la bancarrota en 2013, y cuando salió de ella la compañía decidió apostar por “casinos sociales y apuestas con dinero real”, según sus palabras. Quién le ha visto y quién le ve, aunque al menos de vez en cuando salen recopilatorios de sus juegos como Atari Vault.

5. Geocities, la web para todo el mundo

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 09

Geocities ; a diferencia de otros servicios de web-hosting, Geocities permitía a cualquier persona crear su propia página web, usando un sistema de “ciudades” o vecindarios, divididos por temáticas.

Geocities fue comprada por Yahoo en 1999 por 3.570 millones de dólares, en una de las transacciones más importantes de la historia de Internet porque en aquel momento estábamos hablando de la tercera página más visitada de toda Internet.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 10

Sin embargo, la burbuja punto com estaba a punto de explotar, y Geocities estaba en el mismísimo centro. Todo se debía a que Yahoo no tenía ni idea de cómo sacar provecho a la compra.

La gente simplemente ya no tenía interés en crear toda una página web sólo para sus cosas; los servicios de blogs simplificaron aún más este proceso, y las redes sociales le dieron el golpe final.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 11

Yahoo fue cerrando poco a poco los servicios de Geocities, hasta que en 2009 cerró la marca en EEUU. En la actualidad, Geocities continúa abierto en Japón, curiosamente (y sí, sus webs aún parecen salidas de los 90).

6. Compaq, pionera de los ordenadores compatibles

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 12

Compaq fue uno de los primeros en arriesgarse a hacer ingeniería inversa de los IBM PC, vendiendo los primeros ordenadores IBM Compatible con un hardware similar y ejecutando MS-DOS.

La palabra “compatible” se refería al software, ya que estos “clones” podían ejecutar los mismos programas que un IBM PC, pero crucialmente, a un precio inferior.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 13

Compaq aprovechó bien esta ventaja en la carrera, y durante los 90 llegó a convertirse en el mayor suministrador de ordenadores del mercado. Los ordenadores Compaq ya eran mucho más que clones, eran una referencia en el mercado como lo fueran los IBM en su momento.

Sin embargo, los finales de los 90 fueron especialmente difíciles para la compañía, que tal vez había intentado abarcar más de lo que podía: no contenta con el dominio del mercado que tenía, se planteó luchar contra IBM en el mercado empresarial, y su CEO llegó a poner a Compaq a la altura de Intel y Microsoft.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 14

En 2002, Compaq fue vendida a HP por 24.200 millones de dólares, y desde entonces la marca se ha movido de un lado a otro sin mucho acierto. Había algunas veces que la marca Compaq aparecía en ordenadores de bajo presupuesto, y otros en los que aparecía en ordenadores para negocios.

En la actualidad, HP ha abandonado la marca Compaq completamente, aunque aún es posible encontrarla en algunos productos.

7. Yahoo, todo lo que necesitabas en Internet

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 15

Durante mucho tiempo Yahoo fue el equivalente a Google en la actualidad. La búsqueda web era sólo uno de la infinidad de servicios que ofrecía en la red.

Era perfectamente posible usar Internet sin tener que salir de la página de Yahoo ni por un momento; correo electrónico, directorio web, guía telefónica, noticias, web hosting (gracias a Geocities) e incluso pequeños minijuegos.

Las Empresas más grandes que lo perdieron todo 16

Pero todo eso no sirvió de mucho frente la arrolladora presencia de Google, el buscador por antonomasia durante los últimos años; pero no es como si en las oficinas de Yahoo no supiesen eso, y no es como si no hiciesen nada para luchar contra lo inevitable. La compañía hizo muchas compras, buscando siempre la próxima mina de oro, pero siempre parecía evadirla.

Es una política que continuó en la era de los smartphones, sin mucho éxito pese a la compra de pesos pesados como Tumblr y el liderazgo de Marissa Mayer, que finalmente tuvo que tomar la decisión de vender la compañía a Verizon, el gigante estadounidense de las comunicaciones. El precio de 4.800 millones de dólares hubiera sido un insulto hace quince años, pero hoy en día es un gran éxito para sus dirigentes. Por eso, Yahoo es el epítome de gran empresa que cayó en desgracia.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este