La figura del Papa en el Vaticano ha sido siempre algo muy importante, tanto para creyentes como no creyentes. Durante la historia, su función e importancia varió considerablemente. Recordamos de las clases de historia que hace siglos era un país como cualquier otro, con sus bienes, tierras, población, ejército… Siglos después, debido a lo establecido en diferentes concilios y situaciones geopolíticas en diferentes países, el Vaticano deja de ser un Imperio, le es concedido un trozo de territorio y desde allí los diferentes papas cumplen su misión evangélica. Sin embargo, no es antes del siglo XX y la aparición del papa Juan Pablo II que el Vaticano “se abre” hacia su pueblo. Él es el primer papa en empezar a hacer viajes y visitar los diferentes lugares de la Tierra, cosa que sus sucesores también realizan. Después de su muerte viene Benedicto XVI, sin embargo su labor papista dura sólo unos años y cede el puesto al famoso personaje de Francisco.

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-01

El Papa Francisco I es un ejemplo a seguir, sin lugar a dudas, tanto como sacerdote como persona en general. Desde que él ha ascendido al puesto de la cabeza de la Iglesia, las cosas han cambiado todavía más. Desde el primer día de su pontificado se dio a conocer como una persona muy humilde y tranquila. Su misión es demostrar que él es nada más que un servidor de Dios y con su propio ejemplo le enseña al resto del mundo lo que puede traer una vida humilde y sin lujos. A continuación te vamos a presentar una serie de cambios contundentes que ha realizado el papa Francisco I en relación a lo que se había establecido en los siglos anteriores.

1. El gran trono dorado

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-03

Los cambios introducidos por el nuevo papa demuestran algo muy profundo acerca de su carácter humilde. El primer cambio que hizo fue eliminar el gran trono dorado en el que todos los papas se sentaban y en su lugar colocó uno de madera. El propio Francisco dice que él es el discípulo de un carpintero, José, y de Jesús, hombre que también vivió una vida muy humilde y pobre desde el punto de vista material. Uno no necesita tronos dorados para representar a Dios en la Tierra. Es más que suficiente una silla cómoda de madera. Este cambió fue uno de los primeros que el nuevo papa introdujo en sus alrededores.

2. El traje del papa

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-04

Si observas el traje del papa hoy en día, podrás darte cuenta de lo humilde, e incluso pobre, que parece. Esto se debe a que se ha resignado a llevar otro símbolo que ha perdurado durante siglos, desde los tiempos del reinado del Vaticano: la estola. Papa Francisco ha demostrado en numerosas ocasiones que no quiere aparentar lujoso ni tampoco quiere que su imagen sea la de una persona con poder. Por eso no lleva la estola con bordados de oro. Su traje es el de un pastor bondadoso y humilde.

3. La cruz

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-05

La humildad del papa Francisco proviene de un corazón verdaderamente humilde. No es simplemente un juego ni un teatro para aparentar alguien que no es. Es evidente. Por eso la gente le quiere tanto, le acepta y le sigue. Es auténtico. Y esta verdad se ve reflejada en cada símbolo, en cada parte de su vida. Cuando un papa toma su oficio, ordena hacerse una cruz. Cada cruz es única y por eso representa fuertemente el personaje del papa. La mayoría de los papas en la historia la quisieron de oro y diamantes, mientras que Francisco la pidió simple y de plata, tal y como puedes ver en la foto.

4. Los zapatos

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-06

Los zapatos rojos son otro elemento al que renunció Francisco. Para entender el porqué, volvamos en el tiempo a los primeros siglos de nuestra era. En aquellos tiempos, el color rojo simbolizaba el poder y la fuerza. Era un color restringido casi exclusivamente a los reyes y el Papa. Por llevarlo sin ser persona autorizada podrías sufrir consecuencias verdaderamente penosas y vale la pena recordar que entonces se efectuaban penas que NO quisieras probar nunca en tu vida. Bueno, volviendo al tema. El símbolo perduró en las zapatillas rojas. Bueno, hasta que Francisco I retomó el oficio. Él mismo dijo que no representa el poder ni quiere representarlo. Él quiere servir a la humanidad y a Dios. ¡Qué personaje!

5. El anillo del pescador

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-07

Otro de los muchos símbolos del pastor de Dios es el anillo del pescador. Se llama así no por el afán de los papas a la pesca, sino por Pedro el apóstol, el fundador de la Iglesia católica. Antes de retomar el camino de la fe, Pedro era pescador. La mayoría de los papas había tenido un anillo de oro incrustado con diamantes, pero una vez más tenemos a Francisco el humilde, quien decidió no ordenar uno parecido. El suyo es simple, de plata, material mucho más barato. Lo que hace el Papa de la nueva Iglesia es mantener el simbolismo de lo que es realmente importante, pero eliminar todo aquello que tiene relación con el poder o una posición más alta que la de otras personas.

6. La vestimenta

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-08

Toda su vestimenta ha cambiado en comparación con otros papas de los años pasados. El protocolo de cada sacerdote dice que tiene que llevar pantalón negro, y Francisco I no es una excepción en este sentido. Debajo de la túnica y su hábito no lleva ropa de lujo, sino normal y corriente, como la de cualquier otra persona. En realidad, alguien que desconociera a Francisco podría confundirlo con un cura cualquiera. Y no es de extrañar, ese es el propósito de Francisco. Porque, según él, no es nadie más que otros sacerdotes.

7. La alfombra roja

cambios-humildes-que-hizo-el-papa-francisco-en-el-vaticano-03

Un último cambio, el número 7, y también muy simbólico. La alfombra roja que siempre se encontraba debajo de la gran silla dorada ha desaparecido con ella. Antes, la alfombra roja cubría las escaleras que llevaban al trono del servidor de Dios. Sin embargo, el Papa Francisco se ha negado a tenerla, ya que dice que no necesita una alfombra roja como los artistas, porque no es uno de ellos.

Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este