La envidia de la buena, no existe, nunca envidiamos algo de buena manera, nunca. Porque deseamos tener algo que pertenece a alguien más; lo que implica que queremos que ese alguien más se quede sin lo que queremos para nosotros, y eso, querido amigo optimista que siempre usa esa frase, no es ser “BUENO”.

Ahora bien, ya definiendo que todos hemos sido malvados, y aceptándolo con dignidad, vamos a distinguir varios tipos de envidia, aunque toda sea mala. Yo creo que la principal se da, cuando, de antemano sabes, que tú hubieras podido tener esa algo que tanto se anhela y que pertenece a alguien más. Es ese coraje con el mundo y con nosotros mismos por no poder, o no querer luchar por lo que se quiere. O bien, no se acepta la realidad propia… Lo cual, si lo pensamos mucho caemos en contradicciones…

En fin, la cosa aquí es que más allá de que a todo nos ha pasado, es muy gracioso verlo concretamente en otra persona. Y es lo que ocurre con estas fotografías, pues captan el momento exacto en que la envidia o los celos se dejaron ver.

Y sí es muy gracioso…

1. La foto incómoda con la amiga flotadores

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-01

2. Justo en la introspección

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-02

3. De esas veces que todo te es miserable y te parece no tener nada

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-03

4. Se te hace agua la boca, literalmente

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-04

5. Levanta miradas

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-05

6. Capturado por otra lente chismosa

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-06

7. Los celos en su apogeo

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-07

8. También entre hombres se envidian

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-08

9. La historia más triste que he visto

querer-algo-y-no-poder-tenerlo-09

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este