Bangladesh es un país asiático que tiene una larga frontera con la India. Aunque el país es en su mayoría musulmana, la prostitución está completamente legalizada. En el distrito de Tangail, se encuentra uno de los burdeles más antiguos de todo el país, el burdel Kandapara, el cual tiene nada más y nada menos que 200 años de antigüedad y es también el segundo más grande de Bangladesh.

Una periodista alemana llamada Sandra Hoyn fue al país, con el propósito de documentar cómo es la vida dentro del Kandapara, dado que el burdel es básicamente una pequeña ciudad amurallada, el hogar de cientos de mujeres que viven allí.

Según la periodista: “El burdel es como una ciudad dentro de otra ciudad. En las calles estrechas, hay puestos de comida, tiendas de té y vendedores ambulantes. Pasé todos los días desde la mañana hasta la noche en el burdel y algunos días me olvidé de dónde estaba. A veces era como la vida cotidiana en otra ciudad con sus propias reglas”

A pesar de la falsa libertad que la estructura del burdel puede llegar a ofrecer, es un lugar cerrado y protegido, las prostitutas no son tratadas como ciudadanas comunes. No poseen ningún derecho, tienen prohibido ultrapasar las paredes de Kandapara y no se les permite quedarse con todo el dinero que ganan, dado que el sitio, obviamente, tiene un dueño.

La gran mayoría de las niñas son extremadamente pobres y fueron traficadas, abandonadas o incluso nacieron en el burdel. Así que, aunque en teoría, las prostitutas deben ser mayores de 18 años, en la práctica las cosas no son así. La mayoría de ellas llegan al burdel en estas condiciones y comienzan a trabajar con 12 a 14 años.

Con en el fin de parecer de más edad, muchas recurren al uso de esteroides, que son comúnmente utilizados por los agricultores para engordar el ganado.

Además, el sistema de valores dentro del burdel funciona de forma sistemática, ya que la belleza y la edad de cada niña es lo que determina su precio. En general, las prostitutas en ese lugar ganan un promedio de 1000 a 2000 Taka diarios, lo que es equivalente a 13-26 dólares por día. El precio medio de cada sesión es de 300 Taka, es decir, 4 dólares.

A continuación las fotografías tomadas por Sandra Hoyn que reflejan el triste día a día de estas fuertes mujeres:

1. Papia tiene 18 años, tuvo un matrimonio abusivo y precoz, acabó en el burdel después de cumplir su condena en una prisión por consumo de heroína.

2. Dipa de 26 años, está embarazada de dos meses de un cliente, y por desgracia ya conoce la suerte de su bebé si tiene una niña en Kandapara.

3. Algunas mujeres a la espera de los clientes

4. Mim de 19 años, tomando una ducha.

5. Muchos niños nacen en Kandapara, estos gemelos de apenas cinco días son hijos de Jhinik, una joven de 20 años de edad que aún no le ha dado un nombre a los bebes.

6. Preservativos usados que fueron desechados fuera del burdel

7. Pakhi de 15 años, y Mim de 19, disfrutando de un momento libre.

8. Priya de 19 años, es abordada por un cliente que intenta besar su mejilla, ella comenzó a trabajar en el burdel a los 17 años de edad.

9. Priya, jugando con un amigo durante un momento de relajación.

10. Pakhi de 15 años, fue obligada a casarse a los 12 y huyó poco después, a los 14 años un hombre la encontró en la calle y la vendió al burdel.

11. Sumaiya de 17 años, y su cliente fijo Titu, de 23 años.

12. Clientes esperando en las calles de Kandapara.

13. Meghla de 23 años, comenzó a trabajar a los 12 años en una fábrica, pero fue vendida al burdel por un hombre que le prometió un trabajo mejor.

14. Asma de 14 años con un cliente. Ella nació en el burdel y baila para los clientes, en la actualidad también comenzó hacer encuentros.

15. Asma de 14 años

16. Kajol no sabe su edad con certeza, pero se cree que tiene 17 años. Ella tuvo un matrimonio forzado a los 9, y al intentar huir fue vendida por su tía al burdel. Actualmente tiene un niño de 6 meses y se vio forzada a tener relaciones sexuales con los clientes dos semanas después del nacimiento

Después de ver estas impactantes fotografías, cuáles fueron las impresiones y sentimientos que te causaron? Danos tu opinión aquí abajo, en los comentarios!

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este