Baylor y Tupelo, dos crías de elefante del zoológico de Houston disfrutan como niños chapoteando en una piscina hinchable.
Según los responsables del zoo, este tipo de juegos enriquece mucho a los bebés elefantes. Cada piscina sólo les da para usarla unas 5 veces porque la acaban destrozando con el peso, luego tienen que reemplazarla por otra.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este