Llena todo el espacio.

Las fotos suelen tener más fuerza y ser más interesantes cuando el sujeto a fotografiar llena todo el espacio de la captura. Muchos cometen el error de situarse demasiado lejos del sujeto. Si no te puedes acercar, usa el zoom. De este modo se recogen muchos más detalles, se gana expresividad y se evita que el fondo gane protagonismo.

Acércate un poco más.

Cuando creas que ya has dado con la composición de tu fotografía, acércate incluso un poco más. Valora los resultados y ¡sorpréndete!.

Utiliza fondos simples.

Siempre que fotografíes algo fíjate bien en el fondo sobre el que está. Conviene elegir un fondo que no distraiga la atención del sujeto de tu fotografía. Elige fondos oscuros sin muchos detalles. Los fondos muy luminosos pueden hacer que tu cámara digital oscurezca el sujeto principal de tu fotografía.

Usa el flash

La mayor parte de la gente piensa que en exteriores nunca hay que usar flash, pero no es cierto. Cuando el sol está realmente brillante es cuando arroja sombras más densas. Si no te interesa que tu fotografía presente estas sombras… usa flash. Y no olvides estar lo suficientemente cerca como para que el flash resulte efectivo.

Cuidado con la luz.

Las fotografías capturan la luz que reflejan los objetos. Por eso, la luz es uno de los elemento esenciales en las fotos digitales. Cuando estés listo para tomar una foto, párate un momento y analiza la posición del sol, el ángulo de incidencia y hacia dónde arroja las sombras. Salvo que pretendas obtener un objeto muy concreto, evita los contraluz.

Verticaliza.

Hay muchas, muchas fotografías que lucirán mucho mejor si las dispones verticalmente. La verticalidad permite destacar ciertas siluetas. Haz pruebas tomando ciertas capturas en formato vertical y horizontal al mismo tiempo. Compara, y extrae tus propias conclusiones.

¡Fuera del medio!

Es un típico error situar siempre el sujeto de tus fotografías justo en el centro del marco. Divide el área a fotografiar en 9 áreas rectangulares de igual área, y trata de situar los sujetos de interés en cualquiera de las líneas que marcan las fronteras de las 9 áreas. Te sorprenderán los resultados.

Cámara fija.

Asegúrate que tu cámara digital está fija y quieta. Una cámara con tendencia a moverse generará imágenes borrosas. Si no tienes buen pulso deberás ayudarte de un trípode. A veces, por muy buen pulso que tengas, el tripode será un elemento imprescindible para que tus fotos no salgan movidas.

Dispara a discreción.

Para hacer las mejores fotos hay que hacer más y más fotos siempre. Con una cámara digital no hay miedo… hacer más y más fotos es gratis. Realiza fotos al mismo sujeto variando el ángulo, la iluminación… y luego, evalúa los resultados. En muchas ocasiones tú mismo serás tu mejor maestro.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este