“The Wave”, como por motivos obvios se bautizó a esta formación arenisca del Jurásico, tiene una edad aproximada de unos 190 millones de años. Según los científicos, la formación fue en su día un conjunto de dunas que acabó por convertirse en roca compacta con el paso de los siglos, calcificándose en las capas horizontales y verticales que podemos ver.

Después, la lluvia y el viento acabaron por conformar las sinuosas, coloridas y ondulantes formas que la hacen única en el mundo.
Pese a su edad, la Ola de piedra es bastante frágil y hay que caminar con cuidado para no romper las pequeñas crestas que la recorren.
La formación se encuentra cerca de la frontera de Arizona y Utah, en las laderas de la Coyote Buttes, en el Paria Canyon-Vermilion Cliffs Wilderness, en la meseta de Colorado.
Las mejores horas para visitarla, al amanecer y el atardecer y, si puede ser, después de una tormenta, cuando se forman numerosas piscinas que, combinadas con las luces del ocaso y la magia del lugar, crean estampas dignas de los sueños más idílicos.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este