Echado, aquí en mi cama, tengo el pensamiento puesto fuertemente en ti…
Tengo ganas de tomarte y apretarte con todas mis fuerzas, recordando lo que sucedió la noche pasada…
Siento incontrolables deseos de cerrar mis manos sobre tu cuerpo…
El recuerdo de la intensa y caliente noche, me deja más angustiado aún…
 

Apareciste y todo sucedió de repente…

En esta misma cama…
Rápidamente te aproximaste y sin ningún pudor te adueñaste de mi cuerpo desnudo…
Percibiendo mi indiferencia, te acercaste más y más…
Mordías mi cuerpo sin ningún escrúpulo (hasta mis partes más íntimas), delirando a causa de ese ataque voraz…
Hasta que me dormí…
Hoy, cuando desperté, te busqué desesperadamente…
Pero no te encontré…
Dispersos por todas las sábanas quedaban rastros de la salvaje noche…
En todo mi cuerpo dejaste marcas para que no me olvidara de ti…
Esta noche voy a acostarme temprano y te esperaré…
Cuando llegues, sentirás la sagacidad que tendré cuando te acerques a mí…
Voy a saltar y a agarrarte muy fuerte para que no escapes más…
Sólo descansaré cuando sienta la sangre caliente de tu cuerpo…
Ya vas a ver…
¡¡¡Mosquito de mierda!!!
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este