……………………………………………………..
La secretaria del Convento está escribiendo una carta y comienza:
‘Querido Monseñor’…………..
Se da cuenta de que aquél puede mal interpretar sus palabras y vuelve a empezar:
‘Excelentísimo Monseñor’………………….
Recapacita pensando que es demasiado formal.
‘Sr. Monseñor’? ……………
Éste le parece muy mundano, así que decide que el mejor es:
‘Don Monseñor’……………….
Para asegurarse de no meter la pata, le pregunta a la Madre Superiora:
– ¿Madre, Monseñor se pone con Don?
– ¡Claro que se pone condón hija, si no este convento sería una guardería!
……………………………………………………..

……………………………………………………..

Dos campesinos, Juan y María, se preparan para ir al campo a realizar sus tareas y comienzan la siguiente conversación:
– Oye Juan, cómo es eso de la reencarnación???
– Ay Rosa, súbete a la mula, aquí junto a mí y en el camino te explico…
Una vez en el camino, cabalgando ya los dos sobre la mula, Juan le dice:
– Mira Rosa, ves aquella vaca? Ésa puede ser tu tía Gertrudis en ésta su nueva vida.
Y a continuación le dice:
– Mira, ¿ves esos puercos que están allí en el lodo? Pueden ser tu tío José y tu hermano Remigio, los que se ahogaron en el río.
Y Rosa va enfureciéndose porque Juan sólo hace referencia a sus familiares.
– Mira Rosa, ¿y ves aquel perro roñoso? Ése puede ser tu primo Cipriano.
De repente, la Rosa comienza a sollozar y Juan, sorprendido, le pregunta por qué llora.
Y ella le contesta:
– Ay Juan, mi siento muy triste!!!
– Pero… ¿¿ porqué, Rosa??
– Porque a lo mejor venimos sentados arriba de tu madre!!!
…………………………………………………………………
Conversando en el avión.
Un hombre estaba sentado en el avión al lado de una tierna niña, miró a la niñita y le dijo:
– Charlemos… he oído decir que los vuelos parecen menos largos si uno conversa con la persona que se tiene al lado.
La pequeña, que acababa de abrir un libro para ponerse a leer, lo cerró lentamente y dijo con voz suave:
– ¿Sobre qué le gustaría conversar?
– Pues no sé… ¿Qué tal de “física nuclear”? le dice el en tono burlón y le mostró una gran sonrisa…
– Bueno, ése parece ser un tema interesante, dice la niña pero antes déjeme hacerle una pregunta…
Un caballo, una vaca y un borrego comen lo mismo: hierba; Pero por que el excremento del borrego es como bolitas pequeñas, el de la vaca es una plasta y el del caballo parece una pelota de pasto seco.
¿Por qué cree usted que sucede eso??…
El hombre visiblemente sorprendido por la inteligencia de la niña, lo pensó un momento y le dijo :
– Hummm…. no tengo ni idea…
La delicada y dulce niña contestó:
-¿De verdad se siente calificado para hablar de física nuclear, cuando ni de mierda sabe?!??!!
Moraleja: Cuando abra la boca, hágalo sin creerse superior a otros…
…………………………………………………………….
La bragueta
Un hombre ya maduro contrató una secretaria.
Era una mujer joven, ingeniosa, gentil y, sobre todo, muy hermosa.
Un día, mientras tomaba dictado, notó que su jefe tenía la bragueta abierta.
Terminó el dictado y se dispuso a salir de la oficina cuando, antes de cerrar la puerta, dijo:
‘Por cierto, señor, la puerta de su cuartel está abierta.’
El hombre no entendió el comentario; no obstante, al poco rato se dio cuenta de que el cierre de sus pantalones estaba abajo.
Al hombre le hizo gracia la manera en la que su secretaria se había referido al pequeño incidente y decidió aprovechar la oportunidad para coquetear un poco, por lo que la llamó a su oficina:
‘Dígame, señorita, cuando vio que la puerta de mi cuartel estaba abierta, por casualidad no vio también a un soldado en posición de firme?’
Oh, no, señor! Lo único que vi fue un veterano de guerra sin fuerzas echado entre dos viejas mochilas de campaña
……………………………………….
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este