No hay nada peor que trabajar en un rompecabezas tres días sólo para descubrir que faltan un puñado de piezas para completarlo, sin embargo, el artista Rupert McKelvie toma dicha frustración y piezas desperdiciadas, para transformarlas en algo completamente nuevo y original.

Este diseñador de muebles ha reunido cuidadosamente miles de piezas de un rompecabezas incompleto, para crear esta mesa increíblemente compleja.
McKelvie puso cientos de horas en este fascinante proyecto. Entrenado como un constructor de barcos clásicos, el diseñador ha logrado convertir las piezas frágiles en algo que parece bastante estable y funcional.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este