A pesar de que beber alcohol es considerado un pecado en el budismo, 1,5 millones de botellas de cervezas Heineken y cerveza Chang formaron parte de la construcción del templo de Wat Pa Maha Chedi Kaew.
Situado en la ciudad de Khun Han, al noreste de Tailandia, el complejo ha tardado décadas en la construcción. Con la ayuda de las autoridades locales y de los residentes, los monjes comenzaron a recoger botellas en 1984. De los materiales reciclados han creado un complejo de 20 edificios, incluyendo el templo, casas, baños, el crematorio y también mosaicos hechos con las tapas de las botellas desechadas.

El complejo es respetuoso con el medio ambiente, además de ayudar con el reciclaje y la reducción de la contaminación local.

Fuente 1, 2
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este