Un brasileño consiguió un invento que podría ser un remedio al grave problema de electricidad para millones de familias pobres del mundo que carecen de ese servicio. O para los apagones de luz que estan viviendo muchos paises latinoamericanos.
El invento consiste en lámparas construidas sólo con una botella de plástico, agua y un poquito de cloro.
El sorprendente invento sólo requiere llenar una botella grande con agua limpia, dos tapitas de cloro, y un frasco vacío de rollo de fotografía que se coloca sobre la taparrosca de la botella.

El inventor descubrió que exponiendo la botella al sol, el agua clorada comenzaba a irradiar luz.
Estos económicos focos pueden instalarse fácilmente en casas con techos de lámina o asbesto, de tal forma que los rayos del sol caigan sobre la botella y en el interior de la habitación habrá luz suficiente.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este